Despliega el menú
Aragón

La vacuna anticasta

ACTUALIZADA 13/06/2019 A LAS 02:00
FIRMA DEL CONVENIO PARA EL APARCAMIENTO DE LAS CORTES ENTRE VIOLETA BARBA ( PRESIDENTA DE LAS CORTES DE ARAGON ) Y PEDRO SANTISTEVE ( ALCALDE DE ZARAGOZA ) / 30/05/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Violeta Barba y Pedro Santisteve.
Oliver Duch

La vacuna anticasta que Podemos administró a sus dirigentes para el desembarco institucional hace cuatro años debió cultivarse con virus mutados o atenuados. Más que efecto, empieza a hacer estragos. Cuentan que la epidemia estalló con el casoplón de los Iglesias-Montero y el fraude a la Seguridad Social de Echenique, la poderosa trinidad podemista ahora en crisis, pero ellos siguen de momento en pie. Solo unos pocos, como el alcalde de La Coruña, Xulio Ferreiro, han acabado sucumbiendo. Ha dimitido entre lágrimas, con la dignidad de admitir el fracaso y asumir su responsabilidad. Retoma las clases de Derecho, a diferencia de su homólogo Santisteve -igualmente castigado en las urnas tras la ruptura de ZEC y Podemos-, que se resiste al reencuentro con la toga. Violeta Barba, la hasta ahora presidenta de las Cortes de Aragón y candidata a la Alcaldía de Zaragoza por Podemos, también renuncia y vuelve a la abogacía, pero sin la mínima autocrítica. Lo hace -dice- porque le faltan fuerza e ilusión para afrontar el proceso de reconstrucción que tiene por delante su partido. Nunca una vacuna hizo semejante reacción en una persona tan joven y curtida, como ella misma sostiene, en la lucha social de la calle. La autoproclamada nueva política ha envejecido prematuramente y necesita una reformulación urgente si no quiere pasar pronto a ser historia.

Etiquetas