Despliega el menú
Aragón

elecciones municipales y autonómicas 26-m

Ioan Gabriel Sana: "Hay muy poco trabajo, por eso tengo que pedir en la calle"

Llegó desde Rumanía para coger aceitunas en Jaén. Lo suyo es la construcción, pero no le contratan. Espera que la luz, por fin, llegue a su esquina.

En el ángulo oscuro, veíase a Ioan Gabriel. Monedas (pocas...) en su cesto junto a un hombre sentado. Como ven, ha decidido levantarse.
En el ángulo oscuro, veíase a Ioan Gabriel. Monedas (pocas...) en su cesto junto a un hombre sentado. Como ven, ha decidido levantarse.
Raúl Lahoz

Levántese, amigo. Vamos a tomar un café.

No sé... Llevo aquí sentado en la esquina unas horas y apenas me han dado unos euros de limosna hoy.

Me gustaría contar su historia.

¿Usted cree? Es muy triste.

Con un café, seguro que sabe mejor.

Nací en Rumanía, en Cluj.

Transilvania, la tierra de Drácula. Pero usted tiene cara de hombre bueno...

Tengo 38 años. A los 16 empecé a trabajar en la construcción. Allí se cobra poco dinero. Por eso decidí venirme a España hace ahora once años.

Llegó cuando explotaba la burbuja inmobiliaria, la crisis de la construcción.

Sí. Pero yo vine a trabajar en el campo, a recoger aceitunas en Jaén. Llegué con contrato de trabajo. Estuve dos años en Andalucía. Después me marché a Madrid para trabajar en lo mío, en la construcción. Hace cinco años vine a Zaragoza.

Y aquí sigue.

Se está muy bien en Zaragoza. Es una ciudad muy tranquila. El problema es que hay muy poco trabajo. Por eso tengo que pedir en la calle. Es duro decirlo, pero mi vida es así. ¿Me entiende?

Claro que le entiendo... Además, nadie es nadie para juzgar a nadie.

Yo vivo como puedo. Duermo en un piso compartido, en una habitación que me cuesta 160 euros al mes. En casa durmiendo no hago nada. Y tengo que sacar el dinero como sea para la casa y para comer.

¿Y cuando no le llega?

Algunos días como en el comedor del Carmen. Pero yo quiero trabajar. Soy una persona trabajadora.

Ya veo que lleva copias de su currículo.

Mire: auxiliar de seguridad, pintor, carpintero... Hago de todo.

Y todo en un currículo perfectamente escrito.

El currículo me lo hicieron en Zaragoza Activa. Se portaron muy bien.

No hemos hablado de su familia.

Estoy solo. Tuve una novia rumana, pero me dejó. Me gustaría tener trabajo y formar una familia.

Todo llega, amigo, todo llega... Seguro.

No lo sé...

No me ha dicho qué le parece España, ahora que tenemos elecciones.

España es mil veces mejor que mi país. Por eso sigo aquí. ¿Me deja que le invité al café?

Pero hombre, que apenas le han dado cuatro euros...

Hoy tengo que ir a ver un trabajo. Si me contratan, ¿me dejará que le invite?

Claro. ¡Lo celebraremos!

A ver si tengo suerte.

Etiquetas
Comentarios