Despliega el menú
Aragón

elecciones municipales

De Alcañiz a Tarazona: grandes bastiones municipales del PP en Aragón

Los populares no tienen grandes feudos en la provincia de Huesca y los reparten entre Zaragoza y Teruel

El líder del PP y alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte
El líder del PP y alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte
Guillermo Mestre

El PP no tiene grandes bastiones en la provincia de Huesca y los reparte entre Zaragoza y Teruel, donde los dos principales feudos de los populares son Alcañiz y Tarazona, fuera de la capital turolense.

Teruel capital

Aunque no siempre ha gobernado, el PP ha sido habitualmente la fuerza más votada en la capital turolense, donde lleva al mando de forma consecutiva desde 2011, primero con Manuel Blasco y actualmente con Emma Buj, que aspira a revalidar el cargo el 26 de abril. También fueron populares los primeros ediles entre 1995 y 2003, en el primer cuatrienio con Luis Fernández Uriel y en el segundo, con el propio Manuel Blasco.

Alcañiz

El PP ha ocupado la alcaldía de Alcañiz, cabecera de la comarca de Bajo Aragón, prácticamente en todos los mandatos en democracia, salvo una etapa con el PSOE (Marisol Navarro como alcaldesa) y otra con Izquierda Unida (Amor Pascual). Desde 2011 es primer edil Juan Carlos Gracia Suso, quien el 26-A tendrá a dos duros rivales en su carrera a la reelección, con la diputada autonómica aragonesista Berta Zapater y el exdiputado socialista en el Congreso Ignacio Urquizu.

Tarazona

Otra cabecera comarcal en la que el PP tiene una sólida implantación es Tarazona, donde ejerce precisamente de alcalde -no va a repetir en el cargo- el líder de los populares aragoneses, Luis María Beamonte. Este es el tercer y último mandato de Beamonte -su sustituto es el diputado provincial Luis José Arrechea-, que sucedió en 2007 a la socialista Ana Cristina Vera. Antes de ella la alcaldía estuvo otros ocho años en manos del PP, en concreto con Javier Calavia como alcalde. Y previamente hubo otro primer edil en las filas del PP, José Luis Moreno Lapeña, quien también fue alcalde por la UCD y por el PAR, todos ellos de signo conservador.

María de Huerva y Cadrete

El eje del Huerva es fuente habitual de voto conservador. Si en Cuarte el PAR lleva décadas gobernando, siempre con Jesús Pérez al frente, en María de Huerva y Cadrete es el PP el partido hegemónico, sobre todo desde el cambio de década. Los populares han ocupado la alcaldía cadretana de forma consecutiva desde 1995 con José Tarín y María Ángeles Campillos, aunque la perdieron hace cuatro años pese a haber obtenido cinco de los once concejales del Consistorio; los pactos auparon a la alcaldía al socialista Rodolfo Viñas. Mientras, en María de Huerva la primacía del PP es menor, aunque la actual primer edil, Mar Vaquero, ha estado en el cargo durante tres mandatos seguidos, y con unos resultados mejores a cada cita electoral.

Híjar

De vuelta a Teruel, la cabecera comarcal del Bajo Martín es uno de los bastiones del PP en la provincia; allí lleva al frente de la alcaldía desde 1987, primer con David Cidraque y desde 2001 con Luis Carlos Marquesán, quien repetirá como candidato en las elecciones del 26 de abril. En 2011, eso sí, Marquesán tuvo que apoyarse en el edil del PAR para conservar la alcaldía, dado que empató a ediles (cuatro cada uno) con el PSOE.

Cantavieja

Otra capital administrativa comarcal en poder del PP es Cantavieja (Maestrazgo), donde Ricardo Altabás lleva como alcalde popular desde 1983, pese a que tanto en 2007 como en 2011 empató a tres concejales con el PSOE.

Etiquetas
Comentarios