Despliega el menú
Aragón

aeropuerto de zaragoza

Los controladores militares piden compensaciones por el tráfico aéreo

En Zaragoza el 70% de los vuelos ya son civiles y solo el 30% de la Base, pero el aumento de trabajo "no se reconoce".

Un avión de pasajeros y otro de carga en el aeropuerto de Zaragoza. Al fondo, la torre de control.
Un avión de pasajeros y otro de carga en el aeropuerto de Zaragoza. Al fondo, la torre de control.
Guillermo Mestre

Los once controladores militares de la torre de la Base aérea trabajan más tiempo para los vuelos civiles del aeropuerto de Zaragoza (es el segundo en carga de toda España) que para los aviones del Ejército del Aire. El considerable aumento de trabajo que ha provocado el incremento de tráfico aéreo con mercancías (en 2018, se llegó a 166.833 toneladas) no se ha notado ni en gratificaciones ni en el aumento de plantilla hasta los 20 controladores, como reclaman la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (Asfaspro) y la Asociación Unificada de Militares de España.

Asfaspro acaba de publicar su propuesta para debatir en el consejo de personal del Ministerio de Defensa que se revise el convenio con AENA para lograr "gratificaciones económicas para los controladores aéreos militares", especialmente a los de Zaragoza. "Es claro el extraordinario trabajo de los controlares aéreos militares, que realizan las mismas funciones que los controladores aéreos civiles. Sin embargo, sus retribuciones son muy diferentes", reclaman.

La asociación recuerda que a partir del Real Decreto del 1 de febrero de 1991 se militarizó el control aéreo en Zaragoza (por motivo de la Guerra del Golfo, que provocó el tránsito de cientos de aviones de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos), pero "en las estadísticas oficiales de AENA en 2017 y 2018, Zaragoza es el tercer aeropuerto en mercancías de España, mientras que en febrero y marzo de 2019 fue el segundo, superando al aeropuerto de Barcelona-El Prat".

Asfaspro denuncia que "un servicio de extraordinaria trascendencia y preparación técnica supone un ahorro económico muy importante para ENAIRE por el abismo retributivo entre controladores civiles y militares", ya que según denuncian frente a los 1.600 euros que percibe al mes un controlador militar, uno civil puede llegar a los 14.000 euros.

Fuentes militares recalcaron que en la torre de la Base de Zaragoza se controla un 70% del tráfico civil mientras que solo el 30% corresponde a aviones del Ejército del Aire, con el agravante de que en ocasiones solo hay un controlador en la torre. "Hemos estado solos un fin de semana cuando pueden llegar 70 vuelos civiles en un puente. El estrés ha aumentado, pero no se reconoce en el salario, aunque Aena paga 6.000 euros a Defensa por cada controlador", critica un militar. "Ante esta realidad, cuando pueden se van porque hay otras bases en las que por el mismo salario se trabaja mucho menos al recibir dos vuelos civiles al día".

Etiquetas
Comentarios