Despliega el menú
Aragón

Julia Marín Yaseli de la Parra: "Cuando venía a casa el del Círculo de Lectores era un día mágico"

Astrofísica de la Agencia Espacial Europea, forma parte del equipo que ha encontrado metano en Marte

Julia Marin Yaseli / 15-04-19 / Enrique Cidoncha [[[FOTOGRAFOS]]]
Julia Marín Yaseli de la Parra, astrofísica de la Agencia Espacial Europea
Enrique Cidoncha

Su voz cantarina lo dice todo de ella, su entusiasmo por la ciencia, su pasión contagiosa por el espacio, su vitalidad. Julia Marín Yaseli de la Parra (Zaragoza, 1984) ha logrado hacer realidad su sueño más profundo, trabajar en la Agencia Espacial Europea. Ingeniera de operaciones y planificación científica de la misión espacial Mars Express, acaba de determinar la presencia de metano en Marte, lo que supone en sí mismo un interrogante menos ante la presencia de vida en el planeta rojo. Lo cuenta entre esos datos para expertos que ella reconvierte en un apasionado relato mientras reconoce que sí, que le encantaría salir al espacio para poder ver "mi propio planeta de la manera que los astronautas lo ven, disfrutar la Humanidad, como una observadora". Lectora empedernida, agradece a sus padres que le despertaran una afición que aún sigue haciéndole soñar; y el gusto por la música y el deporte y el amor por una tierra que ahora puede disfrutar menos, aunque, dice, "me fijo en todo lo aragonés"...

Cómo se tomaban en casa esa pasión por el espacio.

Mis padres no tenían nada que ver con este mundo. Yo me veía algo rarita y en el colegio (Santa Ana del Canal) los chavales siempre me lo decían. Era muy lectora, pero es cierto que además del espacio me llamaba la atención todo, libros sobre animales invertebrados, clasificación de los bichos. Mis padres me han fomentado la lectura; éramos del Círculo de Lectores y cuando venían a casa era un día mágico. Mi hermana y yo hemos sido muy lectoras, y yo no tanto de novela como de ensayos: me llegué a leer unos sobre las Inquisición, otro sobre las brujas en Aragón. Era una niña muy curiosa y nos lo fomentaron en casa donde también desde muy niñas estudiábamos inglés y hacíamos deportes, música.

¿Siempre le atrajo tanto?

Recuerdo ir al centro comercial de Continente donde había una tienda muy pequeña de libros de segunda mano. Siempre me cogía los que hablaban de las estrellas; yo tenía unos 10 años, porque también siempre tuve claro qué quería hacer, por eso estudié Físicas, que me dio la oportunidad de hacer muchos proyectos y organizar una serie de conferencias muy interesantes en la Universidad, incluso hicimos una videoconferencia con el astronauta español López Alegría. Cuando llegó el momento de la especialidad me fui a Madrid a la Complutense a hacer Astrofísica y el cambio fue tremendo porque estaba acostumbrada a una facultad pequeña donde todos nos conocíamos. No era lo mismo, aunque había más recursos.

Gracias a ella trabaja en la Agencia Espacial Europea, un sueño para usted.

Tuve una beca de tres meses en la ESA y es curioso porque aun siendo muy fan de la Agencia, porque desde niña tenía todos sus carteles en mi habitación, no sabía que había un centro en Madrid. Era un trabajo sobre estrellas fugaces; luego trabajé en el sector privado, en Deimos Imaging, porque me ha interesado mucho la aplicación práctica de la física y la ingeniería espacial. Lanzamos un satélite de observación terrestre, el Deimos 2, en el que intervine en todo el proceso, y después me llamaron de la ESA para trabajar en el proyecto Roseta, cuando por primera vez la misión hizo aterrizar una sonda en un cometa.

Trabaja en la Mars Express que ha confirmado la presencia de metano en Marte, un posible indicador de vida.

Mars Express es una misión ‘vieja’, porque se empezó a diseñar cuando estaba en Primaria y yo tenía en mi cuarto un cartel sobre ello. Ha estado 15 años tomando medidas de Marte. El metano es muy controvertido y cada misión tiene su forma de detectarlo, porque no es igual la de la ESA que la NASA.

"Marte es un planeta devastador con un cierto aire melancólico. ¿Vida? Yo creo que sí hubo" 

¿Cree que hay marcianos?

Yo creo que hubo vida porque el metano es gas, el agua es calor y hay en Marte. La extracción de agua es posible y Mars Express descubrió un lago subterráneo de agua líquida; además sabemos que Marte ha evolucionado geológicamente, que su clima ha variado, porque hace millones de años había agua líquida en su superficie, oxígeno, luz del sol y la forma de vida primigenia tuvo tiempo a desarrollarse. ¿Si la hay hoy? es un planeta devastador con un cierto aire melancólico. Las condiciones de vida son muy hostiles, tendríamos que pensar en una Antártida, un desierto porque solo es arena y llueve cada tres años.

Usted hace una doble divulgación, como mujer en un mundo científico y como científica.

Yo empecé muy joven en un proyecto divulgativo que se llamaba Ciencia Viva que lo llevaba un grupo de profesores del instituto Miguel Catalán. Tenía 19 años, estaba en 2º de carrera y entre varios organizamos una ONG, Apside, en 2004: Asociación para la promoción social y el desarrollo espacial en Aragón, que aún existe. Alquilamos una furgoneta para dar charlas sobre el espacio en institutos por todo Aragón. A los chavales les impactaba porque apenas teníamos un par de años más que ellos.

Era un grupo muy activo.

Gracias a esa asociación hicimos muchos actos, en el Pilar nos íbamos a la Feria de Muestras con un estand de la ESA. Fue gracias a la Universidad de Zaragoza, a la Facultad de Ciencias que nos dio muchos recursos, nos dejaba una oficina, ordenadores, nos ayudó mucho. El decano era Antonio Elipe. Lanzamos un satélite al espacio, gracias también a una misión de estudiantes que se llamaba SSETI (con dos ‘s’ porque con una es el proyecto de búsqueda de extraterrestres). Lo lanzamos el 27 de octubre de 2005, pero vivió 47 horas porque tuvo un fallo de batería, aunque para nosotros fue impresionante. Pudimos ir al centro de integración de satélites, ver como trabajaban, en una experiencia única. Hicimos mucha divulgación, en 2006 volamos en ingravidez, y todo desde Zaragoza. Montamos un laboratorio y pusimos un anuncio en HERALDO para buscar una bomba de vacío para volar en ingravidez. Nos llamó mucha gente, incluso empresarios y en Itasvac nos dieron gratis la bomba de vacío para irnos a volar a Francia.

Etiquetas
Comentarios