Despliega el menú
Aragón

Aragón

Las jubilaciones anticipadas agravan la falta de Policía Locales en todo Aragón

Muchas de las plazas no se van a cubrir a corto plazo. CSIF calcula que solo en la ciudad de Zaragoza faltan más de 300 agentes.

Dos policías locales en el Centro Municipal Gran Vía de Zaragoza
Dos policías locales en el Centro Municipal Gran Vía de Zaragoza
Oliver Duch

2019 es un año que decenas de expolicías locales aragoneses recordarán siempre. Es el curso de su jubilación anticipada, un retiro ganado a pulso tras décadas de servicio público en forma de patrullas, atención al ciudadano y todo tipo de situaciones. Gracias a la entrada en vigor de un real decreto, hasta 76 agentes de Zaragoza y unos cuantos del resto de municipios aragoneses dejaron el cuerpo con 59 años y unas muy buenas condiciones. Una medida bien ponderada entre los trabajadores, "pero que al no estar acompañadas de las necesarias convocatorias de empleo acaban por agravar la falta de agentes". Las palabras son de Recaredo Hernández, delegado de CSIF en el área de Policía Local.

El sindicato considera que "las plantillas de las Policías Locales en la mayor parte de los municipios está muy por debajo del número de efectivos necesarios pero que, gracias a la profesionalidad de los agentes, se presta un servicio adecuado. Es muy necesario aprovechar la oportunidad que brinda la tasa de reposición por la jubilación anticipada para solucionar esta carencia de policías, a la vez que se rejuvenecen las plantillas".

Hernández pone como ejemplo más paradigmático la situación en la capital aragonesa. "En la ciudad de Zaragoza, tras la jubilación anticipada de 76 agentes, se han superado las 300 plazas sin cubrir. A estos hay que añadir las 44 plazas aprobadas en la oferta de empleo público 2016-2018 que no se han convocado y que, si no se sacan las bases, podrían caducar este mismo año al pasar un trienio".

"Con que entrasen en el cuerpo esos nuevos agentes se resolvería en cierta medida el problema en la ciudad. Pero es que, además, existe un posibilidad recogida en una disposición adicional de los Presupuestos Generales que permite ampliar un 10% la tasa de reposición de los años 2019-2020, lo que acercaría la plantilla a las necesidades reales", añade el portavoz de CSIF.

Desde el sindicato se lamenta que hay varios servicios como de Barrios Rurales o los que se ocupan de la vigilancia en las instalaciones municipales que "están por debajo del mínimo de personal desde hace años y teniendo que cubrirse con policías de otras unidades". También que "Policía Judicial y USN tienen que hacer innumerables horas extras para poder dar servicio las 24 horas del día, los primeros, y la totalidad de las noches del año los segundos". Otra de las situaciones que denuncian es la que afronta "el nuevo Sector Centro, con una mayor carga de trabajo y superficie de actuación pero con la misma plantilla que antes de la reestructuración".

Caspe es uno de los pocos municipios que ha lanzado una convocatorias de empleo para remediar la situación, donde a finales de marzo se aprobaron seis nuevas plazas.

Municipios con 2 ó 3 agentes

La lectura de la situación no es más halagüeña en el resto del territorio. El portavoz sindical recuerda que, si bien “algunos municipios han cubierto la tasa de reposición o están en vías de hacerlo, en otros sigue habiendo una importante carencia de personal, llegando al punto de que, cuando se produce una baja, la localidad se queda con un solo agente, con el peligro que conlleva realizar una patrulla en solitario”.

Etiquetas
Comentarios