Aragón

Academia Aragonesa de Jurisprudencia y Legislación

"Aragón tiene argumentos para defender su derecho histórico"

El jurista Juan Antonio García Toledo ingresa en la Academia Aragonesa de Jurisprudencia y Legislación.

El jurista Juan Antonio García Toledo, el jueves durante la lectura de su discurso.
El jurista Juan Antonio García Toledo, el jueves durante la lectura de su discurso.
Guillermo Mestre

El jurista Juan Antonio García Toledo, de 68 años, defendió este jueves el derecho histórico aragonés en su ingreso en la Academia Aragonesa de Jurisprudencia y Legislación. Lo hizo en un acto solemne que se celebró en la sede del Colegio Notarial, en la plaza del Justicia. García Toledo, actual consejero de HENNEO, pronunció un discurso titulado ‘Derechos históricos y Constitución: estado de la cuestión. El caso de Aragón, en particular’. Se trata de un texto que ha preparado durante más de un año y en el que ha realizado una “inmersión” en esta materia, de plena actualidad.

El jurista concluyó que la disposición adicional primera de la Constitución prevé “el juego de los derechos históricos y de los territorios forales”. Pero cree que dicho juego debe ir “dentro el marco de la Carta Magna y de los estatutos de autonomía”. “Es verdad que detrás de los debates constituyentes subyacía la cuestión vasca para reconducir al País Vasco. Pero no limita quién tiene esos derechos”, apuntó. Aun así, el jurista reconoció que mucha jurisprudencia del Tribunal Constitucional se ha referido siempre a los tres territorios históricos: las tres provincias vascongadas, Euskadi como un territorio envolvente, y Navarra.

El académico aragonés aseguró que la Comunidad tiene argumentos para defender su derecho histórico, ya que su “germen” está en el régimen foral, que fue derogado con el decreto de nueva planta de 1707, y en una disposición adicional en el Estatuto de Autonomía de 1982, que prevé no renunciar a esta facultad.

A su entender, cabe la posibilidad de incluir el derecho histórico en una reforma del Estatuto de Autonomía de Aragón. Este sería, en su opinión, “el instrumento adecuado”, ya que posteriormente tendría que aprobarse en las Cortes Generales. Por eso, consideró que la reciente ley de Derechos Históricos ratificada en las Cortes de Aragón no es “el instrumento normativo adecuado”, sino que debía incluirse en el Estatuto y desarrollarlo en leyes. El discurso de García Toledo está elaborado como estudio jurídico, con el fin de poder contribuir al reconocimiento del derecho histórico en Aragón, que se ciñe al derecho público. Una de sus aplicaciones prácticas podría ser “la financiación”. De hecho, el director general de Tributos, Francisco Pozuelo, reconoció en diciembre en su discurso en esta academia que hay “disonancias y distorsiones” en la aplicación de las normas tributarias a las instituciones del Derecho Civil Aragonés. “Si algún día se reforma la Constitución debemos saber que existe esa palanca y que se puede utilizar”, advirtió García Toledo.

El jurista reconoció haber vivido una “satisfacción enorme” al haber sido nombrado académico. “Es un legítimo orgullo incorporarme a la Academia Aragonesa de Jurisprudencia y Legislación”, reconoció, y añadió su “gran agradecimiento hacia los académicos que me acogen y que mi grandísimo amigo Manuel Pizarro, que acaba de estrenar el puesto de presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España, sea quien venga a responder a mi discurso”, agregó el jurista.

En su contestación, Manuel Pizarro respaldó la propuesta de García Toledo sobre los derechos históricos en Aragón bajo el amparo de la Constitución y con la reforma del Estatuto de Autonomía.

Al acto asistieron el Justicia de Aragón, Ángel Dolado; el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, José María Rivera; los expresidentes de Aragón Santiago Lanzuela y Luisa Fernanda Rudi; la presidenta editora de HERALDO, Pilar de Yarza; el vicepresidente, Fernando de Yarza Mompeón, e Íñigo de Yarza, vicepresidente de HENNEO.

Etiquetas
Comentarios