Aragón

aragón

Los embalses, por debajo de los niveles de los últimos cinco años

La falta de lluvias provoca cuatro semanas de caídas y hace que el volumen embalsado se sitúe en los 5.642 hm³.

Pantano de Santa Ana.
Javier Navarro

Los embalses de la cuenca del Ebro están ya por debajo de los niveles de los últimos cinco años. La falta de lluvias ha hecho que acumulen cuatro semanas de descensos y que actualmente se sitúen al 73,9% de su capacidad, 1,7 puntos menos que la media del último lustro y solo un 0,4% por encima del registro de 2018. En estos momentos, de acuerdo con el último parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), almacenan 5.642 hectómetros cúbicos, 200 menos que a principios de mes.

El dato queda aún lejos de los 5.460 hm3 de 2017, que marcan el mínimo de los últimos cinco años. No obstante, los sindicatos agrarios temen que este sea el inicio de una sequía similar a la vivida hace dos años, que obligó a imponer restricciones en la campaña de riego y a limitar el uso de agua en varias localidades.

En la margen derecha, los embalses están al 70%. La situación sigue sin ser la de 2018, año en que apenas alcanzaban el 44% de su capacidad por estas fechas –el mínimo del último lustro–, aunque poco a poco se acerca a la media de los últimos cinco años (61% y 385 hectómetros cúbicos).

La campaña, en todo caso, parece asegurada, ya que aún pueden recibir nuevas aportaciones esta primavera, estación de bajos consumos y posibilidad de lluvia.

Un inicio de año “seco"

Enero y febrero han sido meses secos, según los análisis de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Los primeros 31 días de 2019 solo fueron húmedos en Zaragoza, donde el Ebro registró su primera avenida ordinaria del año. En febrero, en cambio, la falta de precipitaciones, ya sea en forma de lluvia o nieve, fue mucho más acentuada. La capital apenas acumuló 2,1 litros por metro cuadrado, cuando lo habitual son 21,5. En Teruel se registraron 3,8 frente a los 16,1 que se consideran ‘normales’ y en Huesca apenas se contabilizaron 0,4, con una anomalía de 26,8 l/m2 en comparación con los valores históricos.

Para esta semana, la Agencia Estatal tampoco prevé precipitaciones que puedan revertir el descenso del nivel de los embalses. Abundarán los cielos despejados y, ya de cara al fin de semana, las máximas se situarán por encima de los 20 grados en las tres capitales de provincia.

Etiquetas
Comentarios