Despliega el menú
Aragón

movilidad urbana

Aragón aprueba un decreto que obliga a contratar las VTC con 15 minutos de antelación

El principal objetivo es "evitar la competencia desleal entre las VTC y el taxi en lo que se refiere a la captación de viajeros en la vía".

Uber es una de las empresas más conocidas de VTC.
Aragón cuenta con 2.218 licencias de taxi y con 165 de VTC, lo que arroja un ratio de uno de estos vehículos por cada trece taxis.
AFP Agencia

El Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado este martes un Decreto Ley para regular los vehículos de alquiler con conductor (VTC) en la Comunidad, que obligará a estos coches a contar con una licencia municipal y a contratar sus servicios con una antelación mínima de quince minutos, un tiempo que, no obstante, los ayuntamientos podrán además aumentar.

Aragón se suma así a otras comunidades que han entrado a regular este sector, el que da servicio a plataformas como Uber y Cabify, y que también obligan a que se contrate con antelación para diferenciarlo del taxi, como es Cataluña, Baleares o el País Vasco.

No obstante, el Gobierno aragonés aprueba su norma después de que Cabify haya adaptado su servicio en Barcelona de forma que sus usuarios sólo tienen que contratar quince minutos antes la primera vez que se dan de alta en el servicio, aceptan las condiciones del mismo y reservan un primer viaje.

En cuanto al Decreto Ley aprobado en Aragón, el Ejecutivo regional indica que se trata de una medida "preventiva" que pretende regular el servicio y "evitar que en un futuro se produzcan problemas" como ha ocurrido en otras Comunidades, en relación a la batalla abierta entre los VTC y el taxi en ciudades como Madrid y Barcelona.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Ejecutivo aragonés, José Luis Soro, quien recordó que el Decreto es fruto de las reuniones mantenidas con el sector del taxi y las VTC, y que su objetivo es "que se respete el equilibrio de décadas" que ha existido en el sector.

Según sus datos, Aragón cuenta con 2.218 licencias de taxi y con 165 de VTC, lo que arroja un ratio de uno de estos vehículos por cada trece taxis. No obstante, los VTC, en su mayor parte, prestan servicios fuera de la Comunidad y no urbanos como ocurre en otros lugares.

El Decreto Ley aprobado en Aragón, y que deberá ser ratificado en un mes por las Cortes de Aragón, o en su caso por la Diputación Permanente del parlamento, establece que para prestar servicio de transporte de viajeros urbano en turismo, tanto de taxi como de VTC, será necesaria la obtención de una licencia municipal otorgada en el municipio en el que esté residenciado el vehículo.

La norma fija además que en el caso de los VTC ha de transcurrir un tiempo mínimo de 15 minutos entre la celebración del contrato de arrendamiento del servicio y la salida del vehículo del lugar en el que se encuentre para ir a recoger al viajero. No obstante, este tiempo "podrá ser ampliado por los ayuntamientos si lo consideran necesario". 

Excepciones para los 15 minutos

El Decreto presenta dos excepciones en los que no será necesaria la contratación con antelación. Por un lado, en el caso de una emergencia, y, por otro, en aquellos servicios que se prestan dentro de un acuerdo marco previo y siempre y cuando el que lo solicita es una persona física, usuaria del servicio de transporte, o que el arrendador o arrendatario sea una empresa de mediación en la contratación de estos servicios, esto es, plataformas como Uber y Cabify.

"Estas medidas se ajustan al funcionamiento de las VTC tradicionales que llevan años prestando servicios en Aragón a determinadas empresas y organizaciones dentro de un contrato marco y que han convivido perfectamente con el sector del taxi", ha sostenido Soro.

El consejero asegura que "el principal objetivo de esta antelación mínima es evitar la competencia desleal entre las VTC y el taxi en lo que se refiere a la captación de viajeros en la vía".

En este sentido, el Decreto también establece que los coches de VTC que no estén realizando un servicio deberán permanecer estacionadas fuera de las vías públicas, en su base, en aparcamientos o garajes.

Para evitar la captación de viajeros en la vía pública, se establece también que los vehículos de VTC no podrán ser geolocalizados por los usuarios con carácter previo a su contratación.

Etiquetas
Comentarios