Aragón
Suscríbete por 1€

POLÍTICA

Las Cortes de Aragón mantienen un pleno el 8-M pese a las quejas de PP, PAR y Cs

La presidenta de la Cámara, Podemos, IU y CHA harán huelga el Día de la Mujer y el Gobierno de Lambán prepara un acto simbólico

Concentración en las Cortes de Aragón el 8 de marzo de 2018.
Concentración en las Cortes de Aragón el 8 de marzo de 2018.
José Miguel Marco

El pleno de las Cortes de Aragón convocado para el 8-M, el Día Internacional de la Mujer, se mantiene, a pesar de que los partidos del centroderecha solicitaron en la Junta de Portavoces un cambio de fecha. La propia presidenta del Parlamento aragonés, Violeta Barba, y las diputadas de Podemos, CHA e IU secundarán la huelga y no asistirán a la sesión de las Cortes. PP, PAR y Ciudadanos dejarán libertad a sus parlamentarios para que decidan qué postura adoptar, y criticaron con dureza a la izquierda por hacer un uso "partidista" del 8-M al negarse a modificar el calendario. El Gobierno aragonés ratifica su apoyo a la huelga pero, como tiene prohibido secundarla, prepara un acto simbólico para poder escenificar su adhesión.

Si la última sesión de control del Gobierno fue excesivamente bronca, la del próximo viernes, el 8-M, la penúltima antes de que finalice la legislatura, será totalmente inusual. Diez diputados, dos de CHA, una de IU y siete de Podemos, incluida la presidenta, ya han confirmado que no asistirán. Y la cifra se podría incrementar, en función de la decisión que adopte la próxima semana el PSOE, que apoya la huelga, y las diputadas del centroderecha a título personal.

El quórum de la Cámara está garantizado, ya que se tomará como referencia la asistencia al pleno el 7 de marzo y se estima que el viernes continúa. Solo podría interrumpirse la sesión del 8-M si en la Mesa no se alcanzan los tres representantes, con un vicepresidente y una secretaria entre ellos.

La decisión firme de la Cámara de no modificar la fecha contrasta con el consenso que se alcanzó en 2018, y que permitió posponer el pleno. De ahí que la portavoz de Cs, Susana Gaspar, reprochara a la izquierda que realice un uso "partidista" de la protesta. "La lucha por la igualdad efectiva es algo de todos, no debería usarse para hacer política", afeó. En su partido comparten el espíritu de la huelga y respetarán a los diputados y trabajadores que decidan secundarla. Ellos mismos asistirán a las manifestaciones.

También la secretaria general del PP-Aragón, Mar Vaquero, tiene la intención de ir al pleno, porque entiende que su labor parlamentaria es la mejor forma de hacer su trabajo por los años de lucha que costó a las mujeres que ellas estén ahí. Sí asistirá a algunos de los actos programados, pues considera que "la manifestación del 8-M es la forma de que se visualice". Los populares propondrán al pleno una declaración institucional de apoyo a la mujer.

La aragonesista María Herrero defendió que "es compatible defender a las mujeres y desempeñar el trabajo parlamentario en el pleno". Recordó, además, que los partidos de la oposición son los más interesados en que se celebre una sesión de control al Gobierno. De hecho, de las 23 interpelaciones y preguntas que se formularán el viernes 8 de marzo, PP, Cs y PAR han planteado 17 y las cinco restantes han sido formuladas por diputados de Podemos. Entre los interpelados figuran las consejeras Marta Gastón, María Victoria Broto, Pilar Ventura, Mayte Pérez y Pilar Alegría. En la reunión de la Junta de Portavoces se llegó a plantear la posibilidad de que, si las consejeras se sumaban a la protesta, contestara en su lugar uno de sus compañeros de gabinete.

Maru Díaz, portavoz podemista, hizo hincapié en que la huelga del 8-M no es una "huelga al uso" sino que está volcada en "visibilizar que si nosotras paramos se para el mundo". Por eso desde su partido consideran que lo mejor es «dejar el escaño vacío». "Si algún compañero tiene que hacer tareas de cuidados para que las mujeres de su entorno también puedan hacer huelga, priorizaremos que así sea", explicó.

La diputada de CHA Carmen Romances se sumará a la huelga de 24 horas y participará en las manifestaciones y los actos de protesta. "Seguimos teniendo que romper el techo de cristal, acabar con la brecha salarial y dejar de contar mujeres asesinadas por el hecho de serlo. Es una cuestión política, pero sin duda es sobre todo una cuestión social", advirtió.

Patricia Luquin (IU) secundará la huelga: "Sigue siendo necesario reivindicar nuestros derechos y libertades en momentos en los que se está cuestionado al 50% de la población". Animó a "dejar claro que aquellos grupos, partidos y entidades que cuestionen nuestros derechos, nuestra libertad, nos tendrán enfrente".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión