Despliega el menú
Aragón

Aragón debate un calendario escolar con más periodos de vacaciones

Los sindicatos proponen un calendario "pedagógico", con descansos más repartidos durante el curso, como en Cantabria y Francia.

Imagen de archivo de unas colonias en un colegio de Zaragoza.
Imagen de archivo de unas colonias en un colegio de Zaragoza.
Heraldo

El modelo actual de calendario escolar en Aragón (tres trimestres, con vacaciones en Navidad y Semana Santa) podría cambiar. Hace años que los sindicatos reclaman un calendario escolar "pedagógico", con los periodos de vacaciones más repartidos, siguiendo el modelo francés. El debate ha vuelto esta semana a la mesa de negociación técnica del calendario escolar en Aragón. Y se va a crear un grupo de trabajo específico en el Consejo Escolar de Aragón.

"El calendario escolar y laboral actual es un calendario tradicional que cambia cada curso en función del periodo de Semana Santa, sin atender a cuestiones didácticas o pedagógicas, e impidiendo una planificación y organización profesional y educativa más allá de un curso escolar", explica el sindicato CSIF, que ha impulsado este debate. El resto de sindicatos educativos también apoya la propuesta de un calendario más compensado y pedagógico.

"Apostamos por establecer un calendario más racional donde se repartan de manera equilibrada los periodos de trabajo y descanso. Hay varios ejemplos, como el calendario escolar francés o el cántabro, implantado recientemente. Pero cada comunidad tiene sus particularidades y es necesario establecer un calendario propio, adaptándolo a nuestras fiestas, culturas y tradiciones", afirma Alfonso Zafra, portavoz de CSIF.

La gran novedad de un calendario pedagógico es que fija periodos de descanso cada mes y medio o dos meses. Así, los escolares tendrían un calendario repartido en cinco bloques: con una semana de vaciones en octubre, Navidad como hasta ahora, otra semana de fiesta a finales de febrero y otra en abril (independiente de la festividad religiosa de Semana Santa). En total sería el mismo número de días lectivos y de fiesta pero repartidos de manera diferente.

Desde el Departamento de Educación se han mostrado partidarios de abrir el debate, pero no se pronuncian sobre el cambio. "El calendario sigue ahora tal cual está. Se va a abrir un foro de reflexión en el Consejo Escolar de Aragón para hablar cobre el calendario escolar, sin ningún apriorismo ni posición de partida", señalan.

Ejemplo francés en Zaragoza

En Zaragoza ya hay un centro que sigue un calendario escolar diferente: el Liceo Molière. "Siempre hemos tenido un calendario escolar francés, pero integrando las fiestas locales y españolas, como el Pilar, San Valero y Reyes, que en Francia no se celebra. Comenzamos las clases la primera semana de septiembre y terminamos la última de junio, con jornada completa. Cada siete semanas hacemos un periodo de descanso. Con este calendario los niños descansan más y rinden más", explica Muriel Fabre, directora de Primaria del Liceo Molière en Zaragoza.

Este curso, en el colegio Moliere las clases comenzaron el 5 de septiembre. Los escolares tuvieron dos días de fiesta para el Pilar (11 y 12 de octubre) y luego una semana de vacaciones del 29 de octubre al 2 de noviembre. Sus vacaciones de Navidad fueron iguales que las del resto de centros educativos aragoneses. Su siguiente periodo de descanso será del 25 de febrero al 5 de marzo. En primavera pararán del 17 de abril al 1 de mayo. Y terminarán el curso el viernes 28 de junio.

Uno de los puntos más polémicos del calendario pedagógico es la conciliación familiar. En Cantabria, según explican los sindicatos, el nuevo calendario ha sido bien acogido pero ha generado algunas críticas de las familias por los problemas para conciliar. En el colegio Molière organizan siempre colonias durante los periodos no lectivos para las familias que no puedan coger vacaciones. El sindicato CSIF propone que la Admnistración educativa ofrezca ludotecas y actividades de tiempo libre gratuitas para estos periodos de descanso.

Etiquetas
Comentarios