Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Ruta por el misterio de las tumbas y relieves excavados en la roca del río Martín

En Albalate del Arzobispo se puede recorrer esta sencilla ruta, una circular corta apta para hacer con niños, que nos acercará al entorno natural del Parque del Río Martín.

Las lastras de San José, en Albalate del Arzobispo, donde se alternan antiguas tumbas visigodas con grabados en las rocas.
Las lastras de San José, en Albalate del Arzobispo, donde se alternan antiguas tumbas visigodas con grabados en las rocas.
Elena Pérez Beriaín

La ruta de las lastras de San José, en Albalate del Arzobispo, es un sencillo paseo circular que puede completarse en una hora, sin riesgos para hacer con niños. Se encuentra dentro del Parque Cultural del Río Martín, donde encontraremos otras excursiones de mayor longitud, que podremos alternar durante un fin de semana, dejando esta para completar una mañana o una tarde. Desde esta localidad sale también una ruta hasta los Estrechos, que por requerir unas cuatro horas de ida y otras tantas de vuelta, podemos dejar para una estación en la que el día sea más largo.

Nuestra ruta a las lastras comienza en la plaza de la iglesia, donde, antes habremos podido ver la gótico-renacentista iglesia de la Asunción, del siglo XVI, desde donde también podremos admirar el castillo arzobispal, también de estilo gótico, aunque al parecer se construyó sobre una antigua fortaleza musulmana. Saldremos de la plaza de la iglesia por la calle que lleva hacia el río Martín hasta llegar a salir del casco urbano. Ya en las afueras, seguiremos la carretera local en dirección Ariño y, tras pasar por la ermita de San José, tomaremos el camino que se abre a la izquierda de la carretera. La ruta recorre una plataforma rocosa a modo de lanchas que en la zona conocen como las lastras de San José, a cuyos alrededores se conservan antiguas construcciones tradicionales de pajares, junto a las eras que componen el paisaje circundante.

A lo largo de las lastras, pueden observarse unas zonas de canalículos y cazoletas excavadas en la roca, cuya misión parece estar relacionada con imprecisas creencias y ritos en relación con el agua. Algunos han querido ver en sus formas la reproducción de varias constelaciones de estrellas: la Osa Mayor y Menor, Casiopea, Tauro y las Pléyades… También se localizan otros canales cuya utilidad hidráulica no se pone en duda, puesto que son mucho más largos y profundos desaguando en bancales, con destino a riego natural o en pozos hondos utilizados para almacenar agua y sobre los que incluso se levantó construcción alrededor con el fin de preservarlos de la suciedad y el polvo (aljibes).

Junto a este singular conjunto y también a lo largo de las lastras se localiza un numeroso conjunto de tumbas medievales y visigodas excavadas en la roca adoptando la forma humana. Una serie de pies temáticos, mesas de interpretación y paneles nos ayudarán a interpretar y comprender este rico patrimonio.

De vuelta en la localidad de Albalate podemos visitar también un antiguo molino de aceite y el Centro de Interpretación de la Cultura Popular para entender mejor la historia de la localidad antes de perdernos callejeando por sus calles.

Etiquetas
Comentarios