Aragón

La CHE aplaza el estudio del azud y vecinos y deportistas exigen su restitución

El Ayuntamiento no actuará hasta que no reciba notificación oficial y no aclara si subirá de nuevo las compuertas

Estado actual del entorno del azud tras la bajada de las compuertas.
Estado actual del entorno del azud tras la bajada de las compuertas
Raquel Labodía

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha solicitado al Ayuntamiento aplazar la toma de muestras del estudio de sedimentación e hidrodinámica que ha obligado a abatir las compuertas del azud. El escaso nivel del río –ayer apenas superaba los 60 metros cúbicos por segundo a su paso por Zaragoza–, hace necesario esperar a que el caudal, que por estas fechas tendría que estar por encima de los 150 m3/s, suba.

Aunque la Confederación ya ha trasladado extraoficialmente su petición al Consistorio, fuentes del área de Medio Ambiente aseguraron que el Ayuntamiento no actuará hasta que reciba una notificación oficial. No aclararon, en todo caso, si una vez que llegue el escrito a la plaza del Pilar el azud volverá a su estado anterior o si comenzará a aplicarse la nueva gestión, que eliminará la lámina de agua al menos dos días por semana.

Al aplazar el estudio ya no será necesario que las compuertas permanezcan abatidas hasta el 8 de febrero. Esto, unido a que no se ha puesto una fecha concreta a la toma de muestras, llevó ayer a vecinos y deportistas a exigir la restitución del azud a su estado original. "El embarcadero de Vadorrey está ya repleto de lodo. No hay caudal y el que baja, lo hace con corriente", explicó el presidente de la Federación Aragonesa de Piragüismo, José María Esteban Celorrio. Esto, añadió, hace que ya no se pueda entrenar allí. "Las rocas han quedado al aire, el riesgo es altísimo", dijo.

El presidente de la Federación sostiene que subir y bajar las compuertas "provocará un mayor impacto ambiental", así como importantes afecciones al deporte aragonés, que ya no podrá contar con este espacio para entrenar y organizar competiciones. "Es una barbaridad", opinó. En estos mismos términos se pronunció el secretario de la asociación de vecinos de Vadorrey, Pablo Polo, que sigue sin entender la decisión de ZEC. "Todo lo que se está haciendo con el río es un desastre. Al menos, podrían aprovechar para retirar los lodos. Es lo menos que podrían hacer", manifestó.

Las características del estudio

Los vecinos esperan recabar el apoyo de los grupos municipales para que ZEC explique la nueva gestión del azud en el pleno. Ni ellos ni los deportistas consultados, citados por el Consistorio a una reunión el próximo día 16, entienden que el gobierno mantenga las puertas abatidas si la CHE ha solicitado aplazar el estudio.

Aseguran, a este respecto, que, una vez que se aplique la nueva política, el azud tardará al menos dos o tres días en llenarse, por lo que no habrá lámina de agua durante prácticamente toda la semana. En lo referente al estudio, fuentes de la CHE aclararon que, por su parte, la toma de muestras no tendría por qué condicionar durante un mes entero la dinámica del azud, ya que se realizarían por la mañana y solo entre semana.

Las mismas fuentes recordaron que este análisis ya se hizo en su día en el entorno del Pabellón Puente y que el objetivo es tener un mayor conocimiento de la sedimentación de cara a la toma de decisiones.

Etiquetas
Comentarios