Despliega el menú
Aragón

Villarroya del Campo: un pueblo que está en la onda

El locutor José Carlos Franco, alcalde de Villarroya del Campo, trata de dinamizar actividades todo el año, y dedica esfuerzos especiales al yacimiento celtíbero local.

Pintura al fresco  en la parroquia (baleada en la guerra civil) con la figura de Cristo.
Pintura al fresco en la parroquia (baleada en la guerra civil) con la figura de Cristo.
Laura Uranga

José Carlos Franco lleva tres legislaturas como alcalde de Villarroya del Campo; en mayo hará 12 años en el puesto. Nació en 1982, así que echen las cuentas: asumió el cargo cuando muchos siguen estudiando, acaban de asomarse al mundo laboral o están aún decidiendo qué camino tomar. "Con 24 años fui el segundo más joven de Aragón, sí, tras Sergio en Cariñena, que era unos meses menor que yo. Luego han llegado otros aún más jóvenes". José Carlos es papá ahora, lleva desde 2006 trabajando en Aragón Radio y no falta ningún lunes (ni muchos festivos, ni puentes o vacaciones) en el cumplimiento de sus obligaciones como primer edil de este municipio del Campo de Daroca. Además, cuenta con un equipo sólido que va encargándose de todas las áreas de gestión en el día a día.

A José Carlos lo definen sus compueblanos como una persona muy activa, siempre inquieta a la hora de conceptuar y ejecutar proyectos en el pueblo. Eso no hace que el aludido edulcore la realidad de una gestión complicada, pero sí busca el equilibrio de la balanza. "Han sido años difíciles, nos hemos comido toda la crisis; eso sí, se han hecho cosas de las que estamos orgullosos, como el parque municipal, que era un solar con zarzas y ahora atrae visitas de otros pueblos… también pudimos terminar la casa consistorial junto a los técnicos de Diputación; ahora es un edificio nuevo y accesible, con el bar en la planta de abajo, el consultorio, salón de plenos, sala de juntas y exposiciones, tienda multiservicio, la vivienda de uso rural en la planta de arriba… estamos contentos".

El alcalde no olvida la nueva carretera, que ha sido vital para Villarroya. "No queríamos estar aislados de la A-23, y es que teníamos 14 kilómetros de curvas por la carretera vieja. Gracias al empujón que le dio al asunto Luis María Beamonte, y aunque hubo algún diputado provincial que intentó paralizar la obra, tenemos un acceso de apenas 4 kilómetros hasta la autovía. Ojalá siga hasta Retascón, para que todos los pueblos de esta zona puedan llegar a Daroca más rápido. Otro proyecto que queremos desarrollar en 2019 es la reforma integral de la plaza del pueblo".

Hombre de radio

José Carlos trabaja en el equipo de deportes de Aragón Radio desde 2006, tras cumplimentar antes sus primeras prácticas profesionales dos años en Radio Intereconomía. "Soy licenciado en económicas, pero la radio me apasiona desde siempre. Me encargo de seguir la actualidad del Real Zaragoza junto a Fernando Ramos; subimos a los entrenamientos, hacemos las entrevistas, viajamos con el equipo... también presento algunos días la primera edición de ‘Aragón Deporte’ a las 15.00, y marco contenidos de ‘Tiempo Extra’ para apoyar al presentador y director, Paco Ortiz Remacha, y a su equipo".

José Carlos trabaja de martes a viernes en la radio y el día del fin de semana en el que juega el Real Zaragoza; libra los lunes, que dedica a atender ‘in situ’ las vicisitudes del día a día en Villarroya, y también acude muchos días libres del fin de semana. "A veces es duro, cuando no puedes parar ningún día porque el desplazamiento del equipo es muy lejano, pero compensa; además, con la autovía estamos a 40 minutos de Zaragoza. Los lunes es el día de más actividad en Villarroya; está la secretaria, la médica... por otro lado, el hecho de que yo viva en Zaragoza facilita muchas gestiones de mi cargo".

No obstante, aquello de ‘solo no, con amigos sí’ es una máxima que aplica en el caso de José Carlos. "Al ser municipio de conejo abierto pude elegir a mi corporación. Hay tres tenientes de alcalde, un presidente de la comisión de cuentas y varias áreas con responsables determinados por su formación; el tercer teniente de alcalde es experto en informática, así que lleva ciencia y tecnología, mientras que una ingeniera agrónoma hace equipo con los agricultores locales para medioambiente y agro._En sanidad hay una doctora en farmacia, otra vecina del pueblo lleva temas de mujer y tercera edad... en fomento tengo a mi padre, que está jubilado; siempre le bromeo diciendo que para que vea obras en Zaragoza, mejor las vigila en Villarroya. Bromas aparte, ayuda mucho en el día a día; en general, todo el pueblo se implica. La agricultura es el principal sustento de los villarroyanos; hay varios que trabajan sus tierras a diario, aunque no residan en el pueblo".

La sonrisa de Corina

Corina Vasi es rumana. Se crió en una pequeña ciudad próxima a Bucarest, la capital de su país, y lleva 13 años en España. "Casi todos en Aragón, ¿eh? Ya son 12. Estuve siempre por esta zona, en Daroca, Romanos y Villadoz, ahora llevo un poco más de un año aquí y estoy muy agradecida, me han recibido de maravilla y no me falta la faena. La gente aquí es muy maja; yo creo que cumplo bien con mi trabajo, eso sí –ríe– y me hago cargo del bar y de la vivienda turística, Botear, que están en el mismo edificio del ayuntamiento; la casa es de tres habitaciones y abre todo el año".

Corina vive con su hermano, que también trabaja en el pueblo, y en su agradecimientos no olvida al alcalde. "Tanto José Carlos como sus compañeros del ayuntamiento se preocupan de que al menos haya al menos una actividad cada mes, y ese día también supone que yo tenga más movimiento en el bar. En el puente se hizo una comida con judías blancas y patatas reina, que trajeron de Calderetas Aragonesas Fernando; yo hice tarta tiramisú para todos". También hubo jota en el salón de plenos, con el cantador Sergio Sanz y varios tañedores, más la pareja de baile formada por Víctor Bajo y Ana Domínguez. Por otro lado, este botón de muestra tiene compañía en el calendario de actividades recientes del pueblo. El 23 de septiembre, para despedir el verano, hubo un ‘Masterchef’ local centrado en las paellas que concitó la atención de toda la comarca.

Por otro lado, Villarroya del Campo ha inaugurado su plataforma televisiva, basada en un canal de Youtube. Allá se han colgado ya tres vídeos con información sobre actividades recientes en el pueblo, y la vocación es seguir nutriendo este canal de temas de actualidad.

La ermita de San Bartolomé y el yacimiento del Castillo

Dos de las joyas de Villarroya del Campo están en la parte alta del pueblo; la cuesta, muy corta desde el ayuntamiento, tiene unos porcentajes comparables a las paredes más duras del Alpe D’Huez, pero el paseo vale la pena. La Ermita de San Bartolomé es del siglo XII y se enmarca en el gótico temprano; es un edificio sencillo, de tapial y ladrillo, con contrafuertes de piedra; su retablo gótico del XV fue trasladado a la parroquia local, consagrada a la Virgen del Rosario, y en la ermita ha quedado una réplica. Junto a la ermita está el yacimiento celtíbero del Castillo, cuyo acceso y derredor ha sido acondicionado por el albañil local Gonzalo Franco, especialista en el trabajo con la piedra. Los vestigios hallados por el arqueólogo Francisco Javier Gutiérrez se fechan en el siglo II. Varios de los hallazgos (vasijas de cerámica de loza con reflejos metálicos, sobre todo) han sido conservados en una vitrina de la sala de juntas del ayuntamiento, gracias al beneplácito de Patrimonio (DGA). El pueblo quiere ahora cubrir la cata principal del yacimiento, en un proyecto que sea lo menos agresivo posible con el entorno, para no afectar al paisaje local; se estudia una estructura acristalada que permita la admiración del interior.

Los imprescindibles

El alcalde

El patrimonio histórico del pueblo (el templo de Nuestra Señora del Rosario, la ermita de San Bartolomé, el yacimiento) tiene en José Carlos Franco (imagen) a un valedor incondicional, junto a un grupo de entusiastas colaboradores.

Taller durante el puente

A principios de mes, con motivo del puente de la Constitución y la Inmaculada, Raquel Puyol impartió un taller de adornos navideños con materiales reciclados; se colaboró con la Cruz Roja de Daroca donando creaciones de fieltro.

Agro Roya

Esta empresa surgió en Used de un emprendedor de Villarroya, y se centra en la compra y venta de semillas; sumó otra sede en Villarroya por su cercanía a la autovía. Iván López, hijo del fundador, lleva hoy las riendas del negocio.

-Ir al especial de 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios