Aragón

El director del Archivo de la Corona achaca a una "cuestión política" el bloqueo del patronato

Cree que "sería bueno" que retome la actividad este ente integrado por Aragón, Cataluña, Baleares, Valencia y el Estado.

El director del Archivo de la Corona achaca a una "cuestión política" el bloqueo del patronato
Efe

El Patronato del Archivo de la Corona de Aragón, que se constituyó en 2007 con Carmen Calvo como ministra de Cultura, no se reúne por "una cuestión política". Así lo reconoció este miércoles el director del Archivo de la Corona, Carlos López, en la inauguración de la exposición ‘Siete siglos. Archivo de la Corona de Aragón (1318-2018)’, uno de los actos principales para conmemorar el séptimo centenario al que no asistió ni el ministro de Cultura, José Guirao, ni los presidentes de las comunidades autónomas que lo integran: el aragonés Javier Lambán, el catalán Quim Torra, el valenciano Ximo Puig y la balear Francina Armengol. El desencuentro entre las autonomías es evidente, y la situación actual en la que está sumida Cataluña, unida al eterno conflicto por las obras de Sijena, no ha hecho sino acrecentar una brecha que es cada vez mayor.

El presidente Javier Lambán mantiene su intención de organizar un acto, aunque sea en solitario, para conmemorar el VII Centenario del Archivo de la Corona que se celebra este año. De hecho, la reunión urgente del patronato fue una de las peticiones que formuló en sus reuniones en la Moncloa primero con el popular Mariano Rajoy, y hace dos meses con el socialista Pedro Sánchez.

En la bilateral Aragón-Estado que se celebró hace un mes, el ministerio de Cultura solicitó a la Comunidad que designara sus representantes en el patronato, cargo para el que están propuestos la consejera de Educación, Mayte Pérez; el director general de Cultura, Nacho Escuín, y el catedrático emérito de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza Guillermo Fatás. El presidente Javier Lambán consideró entonces en un pleno de las Cortes que era una señal de la intención de Guirao de desbloquear "por fin" el patronato.

El compromiso que siempre ha mostrado la DGA con el Patronato del Archivo de la Corona de Aragón contrasta con el hecho de que este miércoles no enviara a nadie a la inauguración de la exposición que conmemora el séptimo aniversario, un acto al que el propio Javier Lambán, como los demás presidentes autonómicos, estaba invitado. Sí acudieron al acto el director de gabinete del ministro, Carlos Alberdi; la consejera de Cultura de las Islas Baleares, Francesca Tur, y el subdirector general de Archivos Estatales, Severiano Hernández, entre otras autoridades.

No era, quizá, el mejor día para viajar al Palacio de los Virreyes de Barcelona, que alberga el Archivo, después del duro enfrentamiento dialéctico que protagonizaron Lambán y Quim Torra a cuenta de las obras de Sijena y la compleja situación catalana. El martes, en la celebración del primer aniversario del traslado de las piezas sacras al monasterio oscense, el aragonés tachó al presidente de la Generalitat de "personaje estrafalario y fascistoide", a lo que, más tarde y desde Lérida, el catalán, manipulando los hechos y obviando las sentencias judiciales, replicó que "la lucha contra el expolio del arte es, también, una lucha de libertad".

Tampoco parece que la convocatoria del Patronato vaya a figurar entre las prioridades de Sánchez, obligado a hacer equilibrios con un gobierno en minoría, a esquivar las críticas –también internas– por los malos resultados del PSOE en Andalucía y a escuchar consejos de algunos de sus barones, como Lambán, pidiendo más dureza en  Cataluña.

Carlos López quiso dejar claro que, aunque él solo es un erudito, un funcionario del ministerio de Cultura, vive "como un gravísimo error" las polémicas políticas que afectan al Archivo de la Corona de Aragón en torno a un patrimonio histórico que "tiene que ser un motivo de concordia y unión". Pero no cabe esperar un giro radical en la situación, máxime, cuando la propia consejera de Cultura de la Generalitat, Laura Borràs, insta públicamente a una "objeción de conciencia artística" si la Justicia ratifica el fallo a favor de trasladar las pinturas murales románicas del Monasterio de Sijena, depositadas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Etiquetas
Comentarios