Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Investigación

Aragón buscará nuevas formas de diagnosticar un raro tumor cerebral infantil

La supervivencia del glioma difuso de tronco es del 1% cinco años después del diagnóstico. En Aragón se registra un nuevo diagnóstico al año y en España, 20. 

Alberto Jiménez en el laboratorio.Asier Alcorta

El Grupo de Oncología Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS Aragón), liderado por Alberto Jiménez Schuhmacher, desarrollará durante los dos próximos años la segunda investigación contra el cáncer infantil de la historia de la Comunidad autónoma. Nuevamente será financiada por la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón (Aspanoa), que se hará cargo de los 60.000 euros necesarios para llevarla a cabo.

El proyecto consiste en mejorar el diagnóstico del glioma difuso de tronco, un tipo de tumor cerebral casi siempre pediátrico que tiene una esperanza media de vida de solo 9 meses y en el que la tasa de supervivencia cinco años después del diagnóstico es de solo el 1%.

Según Carlota Calvo, jefa de la Unidad de Oncohematología Pediátrica del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, quien también participa en este proyecto, este tumor cerebral es, por fortuna, “muy poco frecuente”. De media, en Aragón se registra un nuevo diagnóstico cada año y a nivel nacional aproximadamente 20.

El tratamiento estándar consiste en radioterapia, que apenas consigue alargar la vida de estos niños por unos meses. En la actualidad, se están probando nuevos fármacos sin resultados concluyentes. Pero, gracias a las nuevas técnicas de análisis masivo de datos biológicos como el genoma o el epigenoma, se ha podido comprobar que este cáncer no es una única enfermedad y tiene subtipos que precisarían diferentes abordajes terapéuticos. Todo ello ha dado algo de luz para poder tratar con más éxito este tumor en el futuro.

Pruebas de imagen inmunodirigida

“Antes de iniciar un tratamiento se debería conocer el subtipo de tumor, algo que se podría obtener de una biopsia en otros tipos de tumores, pero que en este caso concreto por la forma y el sitio donde crece -entre el cerebelo, la columna y la base del tronco- es extremadamente complicado”, explica Jiménez Schuhmacher. De hecho, hasta hace unos años, nunca se había podido biopsiar y actualmente solo es posible en centros de referencia mundial.

Dada la complejidad y peligrosidad de realizar una biopsia normal, el grupo de Oncología Molecular afronta el reto de desarrollar un nuevo método de diagnóstico inmunodirigido que permitiría obtener parte de la información que se logra con una biopsia pero haciéndolo a través de pruebas de imagen no invasivas, como si de una biopsia virtual se tratase. De este modo, se podría identificar el subtipo, evitar riesgos y optimizar los ensayos clínicos actualmente en experimentación como nuevas inmunoterapias.

Además, se generará una biblioteca de nanoanticuerpos al servicio de la comunidad científica para el diseño de nuevas sondas de imagen o tratamientos. Estos serán producidos en dromedarios, ya que presentan inmunoglobulinas con características especiales, que las hacen óptimas para este tipo de abordajes experimentales.

El proyecto cuenta con el apoyo del Grupo de Ingeniería de Bacterias para Aplicaciones Biomédicas del Centro Nacional de Biotecnología (en Madrid) y el asesoramiento de líderes mundiales en el campo de la imagen biomédica y de tumores pediátricos. Durante la duración del proyecto, se pretende concluir la fase experimental en modelos preclínicos.

Ganador de la convocatoria Aspanoa

Esta es la segunda investigación contra el cáncer infantil que se pone en marcha en Aragón, que ha sido la ganadora entre las tres propuestas que se presentaron a la convocatoria lanzada por Aspanoa en septiembre, con una dotación de 60.000 euros. La Asociación mantiene su compromiso de lanzar una convocatoria anual para financiar proyectos de investigación contra esta enfermedad en Aragón y trabaja con el objetivo de aumentar su dotación en próximos ejercicios.

La primera investigación fue presentada en junio de este año gracias a un convenio de colaboración entre diferentes organismos del Gobierno de Aragón, la Universidad de Zaragoza y Aspanoa. Participan cinco equipos de investigación, coordinados por el investigador Julián Pardo Jimeno (investigador ARAID, IIS Aragón). Buscan tratamientos más efectivos contra las leucemias y el neuroblastoma -el 40% de los cánceres infantiles más frecuentes- mediante la inmunoterapia. Este proyecto tiene una duración de cinco años y tiene un presupuesto global de 450.000 euros, siendo Aspanoa el principal financiador con una inversión de 200.000 euros.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo