Aragón
Suscríbete

La oposición arremete contra el plan de retorno joven, de 14 folios

Tilda de “bochorno” que la DGA haya tardado tres años y medio en presentar un documento “sin concreción” y sin fondos reales.

El director del Instituto Aragonés de la Juventud, Adrián Gimeno, ha presentado este miércoles el plan de retorno joven.
El director del Instituto Aragonés de la Juventud, Adrián Gimeno, ha presentado este miércoles el plan de retorno joven.
Cortes de Aragón

La oposición ha arremetido este miércoles contra el Plan de Retorno del Talento Joven de la DGA, que tres años y medio después se ha concretado en un documento de catorce folios, de los cuales ocho se dedican a la portada, el índice y gráficos “descontextualizados”. Los grupos parlamentarios del PP, Podemos, PAR y Ciudadanos no han reparado en calificativos para censurar el “bochorno y decepción” de un documento “sin concreción” y con un presupuesto “ficticio” de 2,5 millones para combatir lo único en lo que coincidieron con los dos partidos que sustentan al Gobierno autonómico, PSOE y CHA: la necesidad de priorizar el “drama” que supone la emigración juvenil por la falta de oportunidades.

El director del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), Adrián Gimeno, ha comparecido en las Cortes a petición de su consejera y del PP para presentar el plan, que se ha llevado un auténtico varapalo político. La oposición ha extendido las críticas a uno de sus principales instrumentos, el portal creado para facilitar la vuelta de los emigrados, cuestionado por carecer de contenido, copiar la guía de retorno del Ministerio y redireccionar a apartados de la web de la DGA.

Gimeno se ha defendido con el ataque al argumentar que en la etapa “negra y oscura” del PP no había nada y considerar “un error” que por tener más páginas un plan vaya a ser “más eficaz”. Así, ha insistido en que han aprendido de otras autonomías que lanzaron convocatorias de forma inmediata y han quedado desiertas. Y ha señalado que 27 jóvenes ya se han inscrito con la voluntad de volver a Aragón, para lo que contarán con un seguimiento individualizado. Según las estimaciones oficiales, 7.147 aragoneses de entre 15 y 29 años que se fueron a vivir al extranjero en los últimos años.

La diputada popular Ana Marín ha criticado especialmente que la primera medida del plan sea evaluar la dimensión del problema con la elaboración de un censo, perfiles y capacitaciones, ya que a su juicio cuestiona la propia elaboración y efectividad del documento. “¿De verdad que después de tres años y cinco meses no tienen ni un censo?¿En qué datos se ha basado usted para hacer este plan?”, le ha espetado una y otra vez a Gimeno, al que ha censurado la “irresponsabilidad” del documento.

Las explicaciones de Gimeno, que ha vendido la línea de ayudas de alquiler para jóvenes y el plan de empleabilidad como avances previos, no han convencido ni a sus socios de investidura de Podemos. La diputada Amparo Bella ha estimado que el documento nace “cojo, carece de contexto con datos pocos serios” y ni siquiera aborda la empleabilidad precaria.

La aragonesista Elena Allué ha sido la que más lejos ha llegado y ha solicitado que se retire el plan de retorno joven. “Es bochornoso, sin contenido”, lamentó antes de recordar que la DGA ya dijo hace un año que ya estaba redactado y ni siquiera contiene ahora las diez líneas de acción que se dijeron entonces. “O nos mentían entonces o ahora”, ha apostillado.

Tampoco se ha quedado atrás en las críticas la diputada de Ciudadanos Desireé Pescador, para quien el documento está basado “en el engaño y el despropósito”. Al igual que el resto, ha cuestionado que se pueda activar con una partida de 125.000 euros cuando se requieren 2,5 millones en cuatro años.

Mientras, Pilimar Zamora (PSOE) y Carmen Martínez (CHA) han cerrado filas con Gimeno y han incidido en que lo fácil es decir que no se ha hecho nada cuando la DGA ha hecho un trabajo transversal previo en todas las consejerías.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión