Despliega el menú
Aragón

Vierlas lucha por su futuro y contra la despoblación

La población quiere tomar medidas para evitar la pérdida de habitantes; las esperanzas pasan por un nuevo PGOU que permitirá la construcción de viviendas en terrenos que no son urbanizables hoy.

El bodeguero de Inversiones Vitivinícolas Jesús María Baigorri y el alcalde de Vierlas y trabajador de la bodega, Pedro José Resano.
El bodeguero de Inversiones Vitivinícolas Jesús María Baigorri y el alcalde de Vierlas y trabajador de la bodega, Pedro José Resano.
Nora Bermejo

En Vierlas saben bien en qué consiste el drama de la despoblación en el medio rural. En las últimas décadas, la salida de vecinos ha sido constante, dejando la población por debajo del centenar de habitantes. En el pueblo no entienden el porqué, ya que Vierlas se encuentra a los pies del Moncayo, con el encanto que ello supone para las personas que huyen de cemento y aglomeraciones; además, está muy cerca de poblaciones más grandes. "El futuro es malo, hay muchos octogenarios. Lo que más me duele, es reconocer que mi pueblo se muere. Hubo una época en la que todo el mundo cuando se casaba se iba fuera a vivir", se resigna Maribel Tabuenca, concejal de Cultura y una defensora a ultranza de Vierlas.

Una localidad que puede presumir de tener muchos servicios, como médico a diario en un consultorio renovado hace pocos años o autobús escolar a Tarazona. "Hay panadero todos los días, también nos sirve la farmacia. Y la carnicería y la pescadería vienen varios días a la semana en estas furgonetas que van tan bien preparadas", añade Tabuenca.

Los fines de semana y sobre todo los veranos, Vierlas se llena de vida con gente que desciende del municipio y se junta en sus peñas. "Somos los que llevamos el pueblo para adelante. Las piscinas son geniales y las fiestas, estupendas", asegura la edil vierlera.

La asociación Civiera se encarga de dinamizar la localidad con diferentes propuestas, aunque se hace lo que se puede, o mejor dicho… "lo que el presupuesto permite". "Si no contáramos con el apoyo del Ayuntamiento no podríamos subsistir", reconoce el presidente de la asociación, Miguel Ángel Baquedano.

Civiera surgió hace más de treinta años. "Cerraron los dos bares que había en el pueblo y también la escuela, así que se utilizaron estas instalaciones como teleclub y sede de la asociación", recuerda el secretario, Rafael Baquedano.

La asociación organiza actuaciones musicales y teatrales, cursos de cocina… "todo enfocado para la gente mayor, que es la población que tenemos aquí, ya que queda muy poca gente", afirma el secretario.

Señales positivas

Pese al pesimismo existente, en los últimos años se han producido varios cambios que han supuesto unas mejoras importantes para el pueblo. El primer progreso llegó en 2010, cuando se inauguró el pabellón multiusos posibilitando multiplicar la oferta de ocio en el pueblo, y también contar con un bar abierto de manera continuada, aunque no sin esfuerzo. "Gracias al pabellón hacemos por ejemplo muchas comidas. Se trata de juntar a la gente y sacar a los mayores de casa, porque los jóvenes salen solos", dice Rafael Baquedano.

Cinco años más tarde, se inauguró la renovada carretera CV-679 que une Tarazona hasta el límite con Navarra y que pasa precisamente por Vierlas. En esta actuación la DPZ invirtió casi tres millones de euros que permitieron acondicionar una vía bastante transitada, ampliando su anchura y mejorando su seguridad. "Estamos muy bien situados, a 5 kilómetros de Tarazona y 18 de Tudela", matiza Baquedano.

Este año han llegado más buenas noticias: ha abierto una casa rural en el pueblo, La Casica de Vierlas, que tiene capacidad para doce personas, y se han empadronado ocho vecinos más. Sin embargo, el problema para fijar población es que no hay viviendas que ofrecer, "porque aunque hay muchas casas cerradas, son de los bancos y están todas medio hundidas".

Regulación

Por este motivo el Ayuntamiento trabaja desde hace años en la redacción de un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), un documento que piensa claramente en el futuro del pueblo, para facilitar su posible expansión y posibilitar la llegada de nuevos habitantes. "Solamente nos hace falta esto, porque infraestructuras y servicios los tenemos, y tampoco queremos mucho para no perder la esencia de pueblo", afirma el alcalde, Pedro José Resano.

Este documento regulará, entre otras cosas, obras nuevas en terreno que actualmente no es urbanizable. "Vamos a hacer tres nuevas calles y esperar que haya alguna iniciativa para poder construir. Si los propietarios de las fincas son conscientes de la realidad que hay a la hora de vender, se podrá hacer algo bonito", dice el alcalde, quien lamenta que "el Ayuntamiento no tiene terrenos, porque entonces los regalaríamos a nuevos vecinos que se instalasen en el pueblo".

Los responsables municipales esperan poder aprobar el PGOU en los próximos meses, porque el reloj no se detiene por nada ni nadie, y cada minuto cuenta para echar el freno a la pérdida de población antes de que no haya marcha atrás.

Vinos vierleros con su denominación de origen y de mucha salida  internacional

Un total de 45 hectáreas de viña se encargan de mostrar lo rica y fértil que es la tierra en Vierlas. En la localidad se ubica una bodega de Inversiones Vitivinícolas, lo que era antes Bodegas Guelbenzu; actualmente es propiedad de una compañía mexicana.

"Las variedades que se cultivan son merlot, cabernet, tempranillo, graciano y garnacha tintorera. Cada tipo de vino que se elabora con ellas es muy distinto de los demás, porque llevan una proporción de ‘coupage’, de mezcla, diferente", detalla el bodeguero Jesús M.ª Baigorri.

Cada año se recogen allí entre 350.000 y 400.000 kilos de uva durante la temporada de la vendimia. Su producción se enmarca dentro de la D. O. Ribera del Queiles, y se destina principalmente a mercados internacionales, "sobre todo Canadá, Estados Unidos y Reino Unido", matiza Baigorri.

Éstas son semanas de mucho trabajo por la recolección, pero el resto del año, además de cuidar las cepas, "también hay que etiquetar, trasegar o embotellar", y es que hay un largo proceso desde la viña hasta que el vino llega a la mesa.

Flores y plantero para toda la comarca y zonas aledañas desde Viveros Baquedano

En Vierlas se localiza el único vivero de la comarca. Viveros Baquedano fue puesto en marcha por el padre del actual responsable hace casi 25 años. "Nos dedicamos a hacer flor ornamental, flor de temporada y planta hortícola, para jardines y huertos", explica Jesús M.ª Baquedano, vecino vierlero al que le gusta la "vida tranquila" pero a quien preocupa también el acusado descenso poblacional que sufre el municipio, y que amenaza su futuro. Viveros Baquedano cuenta con una plantilla de seis personas que trabajan no sólo en tierras moncaínas aragonesas, sino también en terrenos sorianos y de la Ribera de Navarra, lo que ayuda a colocar Vierlas en el mapa del gremio.

La primavera es, lógicamente la época con más movimiento en este negocio. "Hay mucha venta de tomate y pimiento, y lo mismo ocurre en lo tocante a flores, petunias y geranios, especies que se adaptan muy bien a la tierra de esta zona, igual que ocurre con la verdura de invierno", cuenta Baquedano.

Es un trabajo "esclavo", porque el riego se realiza a diario. "Se puede automatizar, pero no me gusta, prefiero asegurarme de que todo funciona bien", confiesa el viverista.

Los imprescindibles

Pilar de San Antón

Junto a la gran plaza central del pueblo se encuentra el

pilar de San Antón, lugar de reunión cada 17 de enero para todos los vecinos cuando se juntan en torno a una hoguera en honor al santo, siguiendo una antigua tradición.

Mirador del castillo

Desde este mirador se ve toda la comarca y, en los días despejados, es posible divisar los Pirineos. Se apoya sobre las columnas del castillo del siglo XII, por encima de las antiguas cuadras que ahora son bodegas visitables.

San Miguel Arcángel

Templo construido durante el siglo XVI, que sufrió numerosas transformaciones en el XVIII. Es una construcción gótico tardía a la que se accede por un arco de medio punto, precedido de  un atrio de tres arcos.

-Ir al especial de 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios