Aragón

Adiós a un árbol centenario en Villafranca de Ebro

Una tormenta el pasado martes derribó un emblemático árbol centenario.

Una tormenta derriba un pino centenario en Villafranca de Ebro
Una tormenta derriba un pino centenario en Villafranca de Ebro
Roberto González

Una fuerte tromba dejó el martes al municipio zaragozano de Villafranca de Ebro sin uno de sus símbolos: un pino centenario que presidía el jardín del palacio del Marqués de Villafranca. El ejemplar aparece hasta en el escudo municipal. "Fue una tormenta de cinco minutos que tiró tejas e inundó bodegas, pero lo que más sentimos es la pérdida de un árbol que todos conocemos desde niños", apuntó su alcalde, Roberto González, quien afirmó que algunos indican que el ejemplar desaparecido podría tener cerca de 300 años". Aunque el pino se encontraba en un jardín privado, los vecinos del pueblo lo sentían como suyo.

Daño en los frutales de Urrea

En torno al 40% del melocotón y el 30% de la pera de Urrea de Gaén quedaron dañados por el granizo del martes. Las piedras, del tamaño de una nuez, afectaron en mayor medida al campo, principalmente a los árboles frutales. Además, en la ribera del Martín la hortaliza quedó "deshecha".

Al tratarse de un fenómeno muy localizado, no hubo daños en infraestructuras. "Fue una tormenta de unos 15 minutos y recogimos más de 30 litros por metro cuadrado. Primero vino agua, luego la tormenta seca de granizo y luego agua otra vez", comentó Joaquín Lafaja, alcalde de Urrea.

En Híjar, el granizo descargó con fuerza en el núcleo urbano, aunque no se registraron grandes afecciones. "Parecía que iba a ponerse toda la calle blanca pero no llegó a ocurrir porque empezó a llover a continuación", indicó el alcalde, Luis Carlos Marquesán. Allí se registraron 24,8 litros por metro cuadrado según la Agencia Estatal de Meteorología.

Las piedra eran de tamaño superior a canicas y los daños que causaron se limitaron a las hojas que hizo caer el granizo en los árboles de los parques y a "media docena" de canaleras rotas.

Respecto a la situación en el campo, la tormenta causó daños en el melocotón, todavía sin cuantificar. "No hemos recibido información de que haya habido muchas pérdidas, más allá de pequeñas afecciones que pueda haber en alguna parcela en concreto", comentó.

Para este jueves, la Aemet ha desactivado la prealerta, aunque no se descartan chubascos fuertes en la ibérica turolense y el nordeste de Huesca.

Etiquetas
Comentarios