Hacienda atesora una treintena de obras de arte por pagos en especie de Sucesiones

El Gobierno de Aragón acepta las piezas de forma excepcional si su valor está acreditado y no implica costes.

Una de las piezas de la colección de arte oriental de Federico Torralba
Una de las piezas de la colección de arte oriental de Federico Torralba

El impuesto de Sucesiones ha permitido al Gobierno aragonés incrementar su patrimonio artístico por el pago en especie de este tributo con obras de arte de valor acreditado. Atesora, gracias a esta fórmula, 28 pinturas de Santiago Lagunas y Vicente Pascual Rodrigo, y piezas de la colección de arte oriental, de la pictórica y de la biblioteca de Federico Torralba. El Ejecutivo autonómico no puede vender las obras, que pasan a ser fondos públicos, y se centra, a partir de ese momento, en su protección.

Esta fórmula resulta excepcional. Hacienda solo puede aceptar como pago del impuesto bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español que estén inscritos en el Inventario General de Bienes Muebles o el registro general de Bienes de Interés Cultural.

El Gobierno aragonés no facilita la cantidad que los contribuyentes han compensado del impuesto de Sucesiones con la aportación de estas piezas. Explica, no obstante, que los departamentos de Cultura y Patrimonio se encargan de realizar la tasación de cada pieza y, si cumplen los requisitos exigidos, se admite el pago en especie. 

Sí se conoce la tasación que se realizó, en 1995, de catorce obras de Santiago Lagunas, pintor y arquitecto zaragozano pionero en el arte abstracto en Aragón y uno de los fundadores del Grupo Pórtico, que sus herederos aportaron para pagar sucesiones. El valor se elevó a 25 millones de pesetas de la época, tras un año de intensas negociaciones entre los familiares del artista, que falleció en 1995, y el Gobierno aragonés. Una de las hijas de Santiago Lagunas destacó que "en el ánimo de la familia pesó más que el aspecto económico, el deseo de difundir la obra del artista y su legado", según informó HERALDO en julio de 1998.

La conservación y la difusión de las piezas son dos tareas que se compromete a asumir la DGA. Cuando ya son de su propiedad, se adscriben a las colecciones públicas de los museos que dependen del Ejecutivo autonómico. De hecho, la mayoría de las obras están en el IAACC Pablo Serrano.

También se realizan cesiones a otras pinacotecas. Este fue el caso del préstamo al Museo de Zaragoza de la colección de arte oriental de Federico Torralba y de algunas de las piezas de su colección pictórica, que también fueron aportadas como pago del Sucesiones tras la muerte del intelectual aragonés, pionero en el arte abstracto y en la valorización del arte oriental, y estudioso de la obra de Francisco de Goya.

El patrimonio recibido por pagos en especie de Sucesiones incluye, además, obras de Vicente Pascual Rodrigo, pintor zaragozano que se inició con el pop, derivó a un cierto realismo onírico, y desembocó en el paisaje como copia de la realidad.

Pero no todos los intentos de pagar Sucesiones con obras de arte fructifican. El espíritu de conservación del patrimonio aragonés se desvanece si la asunción de un Bien de Interés Cultural (BIC) implica costes para la Administración. Es lo que ocurrió con la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes (Sariñena), que los herederos de las hermanas Bastarás intentaron traspasar a la DGA a cambio de compensar su valor catastral, fijado en 262.000 euros, como una parte del impuesto de Sucesiones. De nada sirvió que la Cartuja de Monegros ostente la catalogación de BIC ni que albergue frescos de fray Manuel Bayeu, cuñado y discípulo de Goya. Su mal estado de conservación llevó a la DGA a rechazarla porque necesitaba 300.000 euros para obras urgentes, una cantidad que al final aportó la Diputación de Huesca.

No puso reparos entonces el Ejecutivo autonómico para asumir los edificios, pisos y fincas valorados en 7,5 millones de euros a los que tuvieron que renunciar los herederos de las hermanas Bastarás, porque no podían asumir el cuantioso impuesto de Sucesiones.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión