Aragón

Campaña para reducir el uso de bolsas de plástico en comercios

Medida que está de acuerdo con la entrada en vigor de una nueva directiva europea que limita su utilización.

La medida ha entrado en vigor en Baleares este mismo martes.
Lidl dejará de vender bolsas de plástico en sus tiendas españolas
Reuters

El Gobierno de Aragón, bajo el lema 'No gracias, llevo la mía', ha puesto una campaña de sensibilización ambiental para lograr reducir el uso de bolsas de plástico ligeras en comercios de la Comunidad, de acuerdo con la entrada en vigor de una nueva directiva europea que limita su utilización.

Según informa el Ejecutivo autónomo, para su difusión, desde el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad autonómico se han puesto a disposición de ciudadanos, asociaciones y comercios de las tres provincias aragonesas un cartel con el lema de la campaña serigrafiado.

A través de esta iniciativa, desde el Gobierno aragonés se pretende reducir el consumo de bolsas ligeras de plástico e instar a la ciudadanía a la reutilización o al uso habitual y frecuente de las suyas propias.

Según la directora general de Sostenibilidad, Pilar Gómez, la campaña se dirige, por un lado, a los comercios, a fin de informarles del calendario establecido en la directiva para el cobro y limitaciones de este tipo de bolsas, y, por otro a la ciudadanía a fin de utilicen bolsas reutilizables en sus compras.

En la actualidad, señalan las referidas fuentes, el alto consumo de bolsas de plástico supone un uso poco eficaz de los recursos y la generación de gran cantidad de residuos.

Las bolsas de plásticos dispersas, subrayan, provocan la contaminación en el medio ambiente, especialmente en las masas de agua, donde su vertido se considera una amenaza para los ecosistemas acuáticos a nivel mundial.

La mayoría de bolsas de plástico consumidas en la Unión Europea son bolsas de plástico ligeras (con un espesor inferior a 50 micras) que se reutilizan menos y se convierten antes en residuo.

Con la finalidad de dar solución a este problema, en el ámbito de la Unión Europea, se ha aprobado una directiva que se ha decidido trasladar al ordenamiento a través del Real Decreto 293/2018.

Este Real Decreto indica que a partir del 1 de julio de 2018 se prohíbe definitivamente la entrega gratuita a los consumidores de bolsas de plástico, a excepción de las muy ligeras (de menos de 15 micras) y las gruesas (de espesor igual o superior a 50 micras) con un porcentaje de al menos el 70% de plástico reciclado.

Establece, además, que a partir del 1 de enero de 2020 se prohibirá la venta de bolsas de plástico fragmentable (con aditivos que facilitan que se rompan), y que un año después sólo se permitirá la venta de bolsas de plástico totalmente reciclable.

Etiquetas
Comentarios