Despliega el menú
Aragón

Aladrén: un pueblo con mucho arte

Aladrén se ha hecho un hueco en los resúmenes noticiosos de Aragón este último año gracias a su victoria en un certamen de pueblos con encanto y al festival de arte contemporáneo que ya adorna su territorio.

Marta Blanco, alcaldesa de Aladrén, sujeta las páginas que muestran que Aladrén fue ganador de 'Mi pueblo es el mejor'.
Marta Blanco, alcaldesa de Aladrén, sujeta las páginas que muestran que Aladrén fue ganador de 'Mi pueblo es el mejor'.

En los tres años que lleva como alcaldesa de Aladrén, Marta Blanco ha centrado sus esfuerzos en ir un poco más allá de lo esperado, tanto en las tareas más prosaicas como en las que parecían casi utópicas. El primer año, reconoce sin pudor, fue de aprendizaje puro y duro, pero los dos siguientes han sido una sucesión de saltos mortales con red, gracias al apoyo de los vecinos –ella vive en el pueblo de manera permanente– y de los ausentes ligados a la realidad aladrenera por medio de visitas puntuales o redes sociales.

La alcaldesa es una zahorí de la motivación, y por ahora parece que su vara de búsqueda funciona. Lo que pasa es que no apunta necesariamente a la tierra en busca de agua, sino al cielo en pos de sueños. Su lema es ‘desde lo local, con pensamiento global’; la cosa le viene de su propia experiencia vital, ya que nació en París, de padres exiliados, y luego vivió en Galicia y Murcia de vuelta a España. El nexo con Aladrén es su madre. Aparcó la universidad por el diseño; lo suyo es la artesanía basada en cristal de Murano, que elabora ella misma, además de joyería y bisutería. Ha hecho ferias por media España, además de vender a un centenar de tiendas en todo el país. La crisis le hizo cerrar el negocio, aunque está considerando reflotar Equiliqua, su empresa. "Tengo nueva imagen, nuevo logo y el mismo nombre, pero me quedó deuda cuando tuve que cerrar y debo resolver eso ahora", cuenta Marta.

Aladrén: un pueblo con mucho arte

Caminantes, sí hay caminos

El senderismo es el nuevo aliciente que ofrece Aladrén a los visitantes. "Hay varias cosas que ver en la zona, desde las Hoces de Huerva al pantano, los sendero de monte... los pueblos de alrededor también son muy bonitos. Esto no se conoce casi nada, y tampoco buscamos un exceso de explotación turística que lo dañe, pero sí sería bueno definir una estrategia conjunta entre pueblos para atraer a turismo sensible con la naturaleza. Por ejemplo, hemos marcado ocho rutas de senderismo y BTT en internet por medio de ‘tracks’ descargables, un proyecto (www.aladren.es/senderos) que ya recibió el apoyo del Plan Plus de la DPZ. Una de estas rutas atrae cada vez más gente, la del barranco de Valhondo, que aquí llamamos Los Estrechos; hemos decidido que la marcación aquí será analógica, sobre el terreno, y servirá de punto de entrada al resto del territorio".

El audiovisual del éxito

Hace ocho meses, Aladrén ganó notoriedad regional por su triunfo en el concurso ‘Mi pueblo es el mejor’; recibieron un premio de 1.000 litros de cerveza para celebrar la victoria, la actuación de la orquesta y charanga Boulevard y un reportaje en HERALDO.

"Del concurso nos enteramos por los Ildefonsos de Paniza, que son amigos. Quedaba poco tiempo para mandar el vídeo requerido y aunque hubo quien pensó que no podríamos llegar, decidimos intentarlo. Después de todo, teníamos a un rapero, Mario Tulpa, que vino un año a las fiestas con un amigo que es del pueblo y poco a poco se ha convertido en un aladrenero más; se marcó una letra simpática, y enseguida hubo mucha gente de todas las edades dispuesta a colaborar. Fue una maravilla".

Las frases sobre la idea ‘qué significa Aladrén para mí’, aportadas por los que estaban presentes y también por el grupo de whatsapp del pueblo que puso en marcha Marta, fueron la base; también se unieron fotos alusivas. "El vídeo se cierra con un poema de Francisco González, murciano muy apegado al pueblo, que concibió unos versos muy bonitos. La frase ‘tobogán de paisajes’, por ejemplo, llamaba mucho la atención a los peques hasta que se fijaban en las ondulaciones de los montes de alrededor", dice la alcaldesa.

Finalmente entraron en cupo, y la sorpresa vino enseguida; triunfo rotundo. Marta cree que la victoria en el concurso unió un poco más a los vecinos. Ella, por su parte está aun más orgullosa de vivir en Aladrén y regir sus destinos desde el primer despacho municipal: sus perricas Neska y Lilu la acompañan a todas partes. "Me encanta la naturaleza, los animales, el huerto; mi vida aquí es muy feliz. Venir al pueblo es la mejor decisión que he tomado, porque me da una calidad de vida difícil de conseguir en la ciudad. Zaragoza, además, está a un paso para el tema de compras y servicios no accesibles en el pueblo".

Ababol Festival: la profunda huella contemporánea en la realidad del municipio

El año pasado se celebró en Aladrén la primera edición de este festival de arte contemporáneo. "Buscábamos –dice Marta– algo que dejara huella en el pueblo. Con la referencia del festival Asalto de Zaragoza, lancé la idea en la comarca. El alcalde de Alfamén la recogió, llegando a un acuerdo de cooperación con la gente de Asalto, y fue una gran alegría que saliese tan bien. Yo conozco mucho a Raúl Oliván de la Azucarera, le pedí ayuda y me conectó con su mujer, Gema Rupérez, una gran artista que ha sido el gran acierto del festival, tanto en el papel de comisaria como en el de jurado junto a Ricardo Calero y Marisol Salanova. Pensamos que diez obras eran demasiadas para un pueblo tan pequeño y finalmente seleccionamos tres: las de Cristina Ramírez, Lluc Baños y Abel Jaramillo. La condición es que debían tener una relación con Aladrén. Queremos que poco a poco trascienda el casco urbano y pase al entorno, integrándose con las rutas senderistas".

LOS IMPRESCINDIBLES

El teleclub

La asociación El Tremolar gestiona el bar social, situado frente al frontón; se mantiene vivo gracias a más de 300 socios, que pagan una cuota de 15 euros anuales. No se concibe su desaparición;sería la muerte social del pueblo.

Santiago Apóstol

Es una iglesia barroca levantada el siglo XVII y ampliada en el XVIII.Es un templo de mampostería y ladrillo, con naves separadas por pilares cruciformes a los que se adosan pilastras estriadas, rematadas por capiteles corintios.

Interés geológico

Estudiantes de la facultad de Geológicas de la Universidad de Zaragoza vienen cada año a la zona: hay varios puntos que permiten apreciar a simple vista la estratificación del terreno. Varios profesores están preparando un libro al respecto.

Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios