Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Una comisión a tres entre la Delegación, la DGA y la DPZ coordinará las ayudas por la riada

Es la primera vez que crean un organismo conjunto para hacer frente a las consecuencias de la avenida

Crecida del Ebro en la Ribera Baja
Crecida del Ebro en la Ribera Baja
Raquel Labodía

La Delegación del Gobierno, el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Zaragoza han creado una comisión a tres para coordinar las ayudas por la riada. Así lo han acordado el delegado, Gustavo Alcalde; el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, y el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, en una primera reunión en los despachos de la plaza del Pilar.

Se trata de la primera vez que se crea una comisión conjunta para abordar las consecuencias de una avenida extraordinaria, aunque las partes destacan que siempre ha habido una buena coordinación al respecto. La intención es que los técnicos de las tres instituciones se vean "en breve" para empezar a trabajar, aunque la primera sesión aún no tiene fecha.

La comisión, a la que también están llamados representantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, se centrará en el estudio y desarrollo de medidas de ayuda a entidades públicas y privadas "para restablecer la normalidad en las zonas siniestradas". Para el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, "ante una emergencia de protección civil, lo mejor es que exista coordinación interinstitucional".

Por su parte, el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, recalca que "es responsabilidad del Gobierno de España dar respuesta a las necesidades surgidas a causa de las riadas". También que el Ejecutivo autonómico "complementará las ayudas". El problema está en que el agua –que alcanzó los 5,36 metros de altura a su paso por Zaragoza– aún no se ha ido de todos los campos, lo que complica la estimación de daños. Aunque se habla de pérdidas de entre 25 y 35 millones de euros y de 20.000 hectáreas de cultivo afectadas, la falta de datos oficiales ha hecho que el Gobierno de España aún no haya detallado las medidas urgentes que impulsará en las zonas inundadas.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró en el Consejo de Ministros del día 20 que aún era pronto para valorar las afecciones y en el de este viernes tampoco ha ofrecido más detalles, por lo que habrá que esperar, al menos, hasta el del 4 de mayo para salir de dudas y conocer qué hará el Ejecutivo central más allá de la anunciada rebaja del IRPF para los productores perjudicados.

Una vez que se apruebe la declaración de zona de urgente actuación, que se delimiten los términos municipales afectados por la avenida extraordinaria y que cada ministerio saque su propia orden de ayudas, el Gobierno de Aragón sacará adelante su propio decreto. Con él se cubrirán aquellos porcentajes a los que no lleguen los seguros. Se trata de un texto ya preparado y cuantificado que, como explicó esta semana el consejero Guillén, podría haberse aprobado ya, si bien se ha preferido actuar en coordinación con el resto de instituciones implicadas.

Evitar duplicidades

La comisión, explican sus integrantes, busca evitar que haya duplicidades y que se generen problemas de descoordinación. Los afectados, en todo caso, ya pueden solicitar las primeras ayudas al Gobierno de España y al de Aragón. Así consta, al menos, en el Real Decreto 307/2005, de 18 de marzo, por el que se regulan las subvenciones por situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica. Para cobrarlas, no obstante, los afectados tendrán que esperar a que las administraciones fijen un presupuesto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión