Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los jóvenes de Aragón prefieren el porno a los juegos de azar

Estos hábitos son mucho más comunes entre los chicos. Las adolescentes prefieren leer, escuchar música por internet y quedar con sus amistades.

Los jóvenes aragoneses no juegan al azar.
Los jóvenes aragoneses no juegan al azar.
Fotolia

Los jóvenes de Aragón tienen unos hábitos muy definidos, aunque van cambiando conforme pasan los años. La última encuesta sobre el uso de drogas en las enseñanzas secundarias en España (Estudes) incluye una información detallada de cuáles son las preferencias de los adolescentes de entre 14 y 18 años, tanto en temas deportivos, de amistades como de juego o sexo. Según este documento, los jóvenes aragoneses realizan con la misma asiduidad dos tareas completamente diferentes: leer y visitar páginas para adultos. Por el contrario, no se decantan por los juegos 'online' ni de manera física (tragaperras, apuestas...). Aún así, su principal forma de ocio son las redes sociales, el whatsapp y el uso de internet para escuchar música o ver series.

El 22% de los aragoneses de entre 14 y 18 años aseguran que leen (por entretenimiento) al menos una vez a la semana. En este caso, son ellas las que más se dedican a este ocio, suponiendo el 31,7% de las adolescentes. Solo el 13,3% de los chicos dedican un tiempo semanal a leer. El efecto contrario tienen las páginas para adultos: el 21,9% de los jóvenes acceden a ellas al menos una vez a la semana; pero son los hombres los que más lo hacen. Cerca del 40% de los jóvenes ven porno, mientras que solo el 2,5% de las chicas acceden a estos contenidos.

Lo habitual es que dediquen a esta cuestión menos de media hora al día (30,1%), pero un 5,2% visitan sitios para adultos durante una hora al día, un 1,3% lo hacen durante dos o tres y un 1,6% están más de cuatro horas visionando contenido pornográfico. Una cifra que roza el 3% cuando solo se consulta al género masculino. Estos hábitos se van incrementando con el paso de los años.

Respecto al azar, solo el 3% de los jóvenes aragoneses realizan apuestas, van al bingo o juegan a máquinas tragaperras de forma semanal. Una cifra que desciende hasta el 2,1% si estas actividades se realizan a través de internet. En estos casos, ellos también son los que más se decantan por el juego. Por el contrario, las chicas prefieren otras actividades como la pintura, la música, la televisión o interactuar con sus amistades a través de las redes sociales o el whatsapp.

En los juegos de realidad virtual o habilidades también existen importantes diferencias entre ambos sexos. Mientras que un 60% y un 36,5% de los chicos dedican alguna hora semanal a juegos de realidad virtual y habilidades; estas actividades solo son secundadas por un 11 y un 19% de las chicas respectivamente. La tendencia es que con el paso de los años, este tipo de actividades se van relegando en favor de las salidas con los amigos. 

Lo mismo ocurre con el deporte. El 73,1% de los aragoneses de esta franja de edad aseguran que realizan alguna actividad deportiva de manera semanal. En el caso de ellas, esta práctica es común para el 62,4%; mientras que el 82% de los chicos hacen deporte al menos una vez a la semana. Estas cifras globales acaban descendiendo por debajo del 60% cuando se alcanzan los 18 años. La razón se puede encontrar en que ya no tienen como obligatoria la asignatura de educación física o en que centran sus esfuerzos en los estudios o el trabajo.

Las salidas nocturnas

Salir por la tarde (para tomar un café, dar una vuelta o comprar) es una de las actividades más repetidas por los jóvenes aragoneses. Hasta un 66,7% de ellos la realiza de manera habitual, con escasa diferencia entre sexos (menos de dos puntos porcentuales). Sin embargo, esta rutina se va perdiendo con los años, en favor de las salidas nocturnas. Según este estudio, el 24,5% de los jóvenes de entre 14 y 18 años salen por la noche al menos una vez a la semana, un dato que varía entre el 21,7% de las mujeres y el 26,8% de los hombres. Estas cifras crecen hasta que 4 de cada 10 aragoneses de 18 años se van de fiesta al menos una vez a la semana.

 

El incremento en la frecuencia de salidas viene acompañado, como es de esperar, en una mayor amplitud del horario para volver a casa. Mientras que con 14 años solo un 15,2% de los jóvenes volvió de fiesta más tarde de las 4.00; esta cifra alcanza al 62% cuando se llega a la mayoría de edad. Lo habitual con 14 años es volver a casa antes de las 0.00 (22,8%) o entre las 0.00 y la 1.00 (22,8%). Cuando se cumplen los 15 años hay un nuevo tramo horario más repetido, que se ubica entre las 4.00 y las 8.00 (19,2%). No obstante, sigue habiendo un volumen importante de jóvenes que no llegan más tarde de la 1.00 (17%). A los 16 la franja entre las 4.00 y las 8.00 se instaura como la más repetida en un tercio de las salidas. Un año más tarde, este tramo horario continúa aglutinando seguidores (alrededor de 42% de los jóvenes). Esta cifra se estabiliza a los 18, cuando se registra un notable incremento de aquellos que vuelven a casa después de las 8.00 (20,2% de los aragoneses).

Los efectos de las sustancias

Este estudio se centra en analizar el efecto del alcohol, el tabaco y las drogas en la población juvenil. Respecto a las salidas nocturnas, el documento es claro: "Cuando se trata de salir y beber alcohol, esta sustancia siempre está presente, independientemente de la hora de regreso". Sin embargo, si se habla de una ingesta masiva de alcohol, el mayor volumen de borracheras se producen entre aquellos que vuelven a casa más allá de las 8.00.

Con esta tendencia no es de extrañar que el informe especifique que los jóvenes que consumen tabaco, alcohol o se emborrachan salen más tanto por la noche como por la tarde. Del mismo modo, se gastan más dinero en el azar, ven más páginas para adultos y realizan más compras por internet.

Por el contrario, actividades como la lectura, la pintura, la música o el deporte son mucho menos comunes entre los adolescentes que consumen algún tipo de sustancia, llegando a haber hasta 10 puntos porcentuales de diferencia (algo menos en el caso del deporte).

Menos relaciones físicas

La comparativa de los datos difundidos este año (correspondientes a 2016) y la encuesta anterior (que incluye menos apartados) pone en evidencia que hay menos jóvenes que realizan deporte de manera semanal, pero también leen menos y han dejado de salir con sus amistades (tanto por la tarde como por la noche). Todo ello en detrimento de un mayor uso de las redes sociales, el whatsapp y las horas delante de una pantalla escuchando música y viendo alguna serie de televisión o programa.

Todo esto pone en relieve que con el paso del tiempo se mantienen los roles adquiridos (como por ejemplo, que las chicas leen más y los chicos hacen más deporte) y que se prioriza el contacto a través de un ordenador o un teléfono móvil en vez de manera física, quedando con los amigos y saliendo a tomar un refresco o una copa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión