Despliega el menú
Aragón

La DGA lleva a cabo más de 25.000 inspecciones a productos y establecimientos

En Aragón se intervinieron casi 150.000 productos, según revela la memoria de la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios de 2017.

Asfixia. Este perro de arrastre genera piezas pequeñas que pueden tragarse los niños.
Asfixia. Este perro de arrastre genera piezas pequeñas que pueden tragarse los niños.

Ciudadanos más informados y concienciados. Es lo que quiere potenciar la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios.  Con motivo del día mundial del Consumidor, que se celebrará este jueves con el lema 'Tu consumo te define', se ha presentado la memoria de este departamento del pasado año. En 2017 se llevaron a cabo 132.258 atenciones a usuarios, lo que supone un 7,5% de incremento respecto a 2016, según ha apuntado Ros Cihuelo, directora general de Protección de Consumidores y Usuarios, quien ha estado acompañada por los jefes de servicios del Consumidor, Carlos Peñasco, y de Normativa y Supervisión de Mercado, María Jesús Casasnovas. Desde el Gobierno achacan este ascenso a que ha subido el consumo tras los años de crisis. No obstante, consideran que los usuarios "son especialmente vigilantes" y que "se han incrementado las campañas de formación e información por lo que los aragoneses conocen mejor sus derechos"

Son muchos los ciudadanos que acuden con dudas a una de las 35 oficinas de información al consumidor repartidas por la Comunidad, llaman al teléfono 900121314 o consultan a las asociaciones de este ámbito. Por sectores, las mayores atenciones las han registrado las telecomunicaciones, los bancos, las viviendas y la energía eléctrica. Las preguntas estaban relacionadas con la desaparición del coste adicional del 'roaming' en la Unión Europea, las cláusulas suelo o la compra de vivienda de segunda mano.

Reclamaciones y denuncias

Del total de atenciones poco más de 4.500 se formalizaron por escrito en los servicios de consumo del Gobierno de Aragón. Las denuncias y reclamaciones (sobre automoción, aparatos de telefonía y telecomunicaciones) constituyeron 3.638 y el resto fueron solicitudes de arbitraje. Según informan desde la DGA estas primeras han descendido un 11% porque los ciudadanos en muchas ocasiones "resuelven sus dudas y controversias en una primera atención al consumidor". "Los servicios de información y atención al ciudadano funcionan mejor, el personal que les atiende tienen más capacidad para resolver los problemas y los usuarios tienen más información de las herramientas de las que disponen", ha comentado Cihuelo. Además, destacan las 200 reclamaciones que se registraron el pasado año contra una cadena de clínicas dentales.

Por último, se han dado cuenta de las actuaciones inspectoras que se hicieron durante 2017, donde se alcanzó la cifra de 27.754, un 3,75% más que el año pasado. De estas, en 1.596 se detectó una irregularidad o se localizó un producto inseguro. Cihuelo ha explicado que muchas de ellas se deben al "mal etiquetado de los productos".  Dentro de las campañas, los inspectores de consumo actuaron en varios sectores significativos: atención al cliente (divulgación y control de la aplicación del decreto 150/2016); banca (aspectos informativos sobre las cláusulas suelo) y servicios generales como la telefonía y la electricidad.

Gracias a estas inspecciones se iniciaron 199 expedientes sancionadores en 2017. La mayor parte de ellos conciernen a establecimientos de ropa y calzado (18), al sector de electrodomésticos (16), centros de estética (15), talleres mecánicos (10) y sector sanitario (8 expedientes incoados). 

Por otro lado, se localizaron en la Comunidad 111 productos alertados de los que se intervinieron 148.744 unidades, la mayoría juguetes y ropa. 

Etiquetas
Comentarios