Despliega el menú
Aragón

Aragón financiará este año con 'bonos verdes' proyectos sociales por unos 300 millones

El Gobierno lo hará de acuerdo con el Ministerio de Hacienda para ir saliendo "de forma concertada" del FLA.

Fernando Gimeno.
Fernando Gimeno.
G. Mestre

El Gobierno aragonés buscará financiación adicional al margen del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para emitir deuda pública y obtener fondos con un interés inferior al que pone el Ministerio de Hacienda, aunque dependerá del mercado financiero. En ningún caso, afirmó este jueves el consejero Fernando Gimeno, supondrá una aumento de la deuda pública en Aragón, ya que "se mantendrá la previsión de 1.231,8 millones para 2018, de los que entre 200 y 300 millones podrían ser cubiertos con ‘bonos verdes’ que tendrían con destino proyectos de interés social, y el resto seguirá financiándose por la vía del FLA".

En el caso de Aragón, la salida del Fondo de Liquidez Autonómica será pactada y paulatina, lo que implica que el Ministerio de Hacienda mantendrá los controles sobre las cuentas autonómicas, pero irá rebajando el grado de intervención una vez que se cumpla con el objetivo de déficit. Es decir, que no habrá confrontación como han planteado otras autonomías. El sistema de los llamado bonos verdes, sostenibles y sociales ha sido adoptado por otras comunidades para proyectos concretos de interés sociales y es una práctica extendida en España y a nivel internacional para acometer proyectos medioambientales, de energías alternativas, de infraestructuras y equipamientos sociales, vivienda e incluso para la prestación de servicios (como la atención a la dependencia y a los mayores). Son una emisión de deuda cuyo tipo de interés lo marca el mercado de capitales y que suele ser más bajo que los que fijados para otro tipo de actuaciones, infraestructuras o inversiones.

El consejero de Hacienda del Ejecutivo PSOE-CHA, Fernando Gimeno, cuenta ya con un análisis especializado sobre este tipo de emisiones de bonos y las ventajas y riesgos que pueden suponer para Aragón adoptar estas medidas. En la actualidad, la Comunidad tiene una valoración positiva de las agencias de calificación, lo que rebaja el porcentaje de los intereses a abonar que exigen los mercados para asumir la emisión de deuda.

Gimeno explicó que el objetivo del Ejecutivo aragonés está en línea con el del Ministerio de Hacienda, que ya ha planteado que las autonomías que cumplan con los objetivos de déficit deben ir saliendo del FLA y buscar la financiación que consideren oportuna en los mercado de capitales, teniendo en cuenta además que para emitir bonos sostenibles están obligadas a contar con auditorías fiables y con informes positivos de viabilidad.

En todo caso, el consejero aragonés de Hacienda indicó que "por ahora estamos en fase de estudio para ver qué proyectos medioambientales, de equipamiento y de interés social podemos financiar a través de estos bonos y proceder con cautela para evitar riesgos innecesarios y aprender cómo funciona esta financiación en los mercados".

La previsión es que, una vez definidos los proyectos que la Comunidad quiere pagar con está fórmula, el monto total ascienda a unos 300 millones de euros aproximadamente. Este tipo de fondos, que requieren informes de sostenibilidad ambiental y social, es una herramienta vital para lanzar medidas contra la despoblación, según los informes que maneja el Ejecutivo. Así como para actuar en beneficio de colectivos excluidos, desempleados y grupos que viven por debajo del umbral de la pobreza.

Etiquetas
Comentarios