Despliega el menú
Aragón

Profesionales sanitarios y familias exigen más recursos para luchar contra la anorexia

La unidad infanto juvenil del Clínico atendió a 94 menores el año pasado.

Una aplicación móvil que ayuda a combatir la anorexia
Una aplicación móvil que ayuda a combatir la anorexia

Profesionales sanitarios y familiares de afectados han reclamado más recursos de personal, materiales y económicos para luchar contra los trastornos de la conducta alimentaria. Han alertado del incremento de nuevos casos de anorexia y bulimia atendidos en las unidades de adultos e infanto-juvenil de Zaragoza, por las que han llegado a pasar más de 300 personas al año, 94 menores durante 2017.

La Asociación de Familiares de Enfermos de la Conducta Alimentaria (Arbada) ha comparecido en la Comisión de Comparecencias Ciudadanas y Derechos Humanos de las Cortes para exponer su preocupación por este problema y pedir la implicación de la administración y de los partidos políticos, por ejemplo, en el control y legislación de las páginas web que fomentan la anorexia y bulimia.

El jefe de Psiquiatría del hospital Clínico, Pedro Ruiz, que ha participado en la sesión, ha avisado del aumento de casos en la unidad infanto juvenil desde 2013, alcanzándose en 2014 un récord histórico con 127 atenciones. A partir de 2016 se cambiaron los criterios de atención y al hospital solo llegan los enfermos más graves. Aun con todo, ese año, pasaron por el hospital 87 menores y en 2017, 94. "Hay que tener en cuenta que la mayoría de pacientes necesitan entre 2 y 5 años de tratamiento y muchos precisan más de cinco años", ha concretado el especialista, que ante la falta de registros oficiales solo ha podido ofrecer datos de la unidad de adultos del Provincial de 2015, cuando se atendieron 211 nuevos casos.

Ha denunciado que pese al incremento de afectados, los recursos de estas unidades siguen siendo los mismos que cuando se crearon y, de hecho, tienen lista de espera. Por ello, ha insistido en la necesidad de reforzar el personal y ampliar las  instalaciones en ambas unidades, e incrementar camas en la del Clínico, "donde solo hay 6 camas disponibles para una población de referencia de 220.000 personas". "Hemos llegado a tener que trasladar a una persona a otra Comunidad. Pedimos ampliar de 6 a 10 camas y abrir otras cuatro que hemos tenido que cerrar por falta de personal", ha explicado.

Tanto Ruiz como Carmen Galindo, presidenta de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda y Lucha contra la Anorexia y la Bulimia (Feacab), han agradecido el interés de los grupos parlamentarios al dar su apoyo por unanimidad a una proposición no de ley sobre esta materia, pero han pedido un "paso más" en la prevención y promoción de la salud. Han recordado que otros países han legislado y han tipificado como delito el fomento de la anorexia y la bulimia a través de internet, donde las páginas web se han multiplicado. "En España existe un vacío legal sobre esto", ha apostillado Galindo.

La presidenta de Arbada, Edurne Larrarte, y una de las trabajadoras sociales de la entidad Mercedes Barcelona han expuesto el trabajo de la asociación durante los últimos 20 años. "El repunte de casos ha hecho que actualmente haya 200 familias asociadas, de las que solo 3 somos de las que comenzamos", ha afirmado Larrarte. La entidad ha hecho un esfuerzo en los últimos años para prevenir estas enfermedades en los centros educativos y ha puesto en marcha, por ejemplo, el programa "Me gusta como soy", que en solo dos años ha llegado a más de 2.000 escolares.

Etiquetas
Comentarios