Despliega el menú
Aragón

Rafael Aliaga: "Hemos antepuesto el interés de Muel a las siglas políticas"

Aliaga (Muel, 1965) es agricultor y alcalde por el PP desde 2012, tras una moción de censura con el apoyo de CHAy PAR, partidos con los que gobierna desde entonces.

El alcalde de Muel, junto a la ermita y la presa romana.
El alcalde de Muel, junto a la ermita y la presa romana.
HA

Llegó a la alcaldía de Muel en 2012, tras una moción de censura al PSOE.

El PSOE fue el más votado, pero después de un año de gobierno, los partidos de la oposición no estábamos de acuerdo con su gestión y decidimos unirnos para desbancar al alcalde Luis Gil.

Y lo hizo con el apoyo de CHA y PAR, una unión atípica.

Sí, así fue. No nos daba información, los acuerdos plenarios no se llevaban a cabo, había malestar general con los trabajadores del ayuntamiento...

¿Cómo ha funcionado el tripartito?

Nos unimos para la moción y, tras las últimas elecciones, volvimos a repetir. Estamos todos muy contentos. Hemos antepuesto el interés del pueblo de Muel a las siglas políticas. Vamos juntos y no hay ningún problema porque había que normalizar la situación, que era muy tensa. Con la moción pasamos un año muy complicado.

El pacto entre los tres grupos se reeditó tras los últimos comicios.

Firmamos un acuerdo de gobernabilidad para la investidura. Le ofrecimos al PSOEalguna delegación o concejalía, así como entrar en junta de gobierno, y no lo aceptaron.

¿Cómo es la gestión municipal?

Hay mucho trabajo porque tenemos dos polígonos que funcionan muy bien. Hay pleno empleo. Generan entre 800 y 850 puestos de trabajo. Costó mucho reanudar la relación con todos los empresarios, que estaba muy deteriorada cuando entramos.

¿Por qué este interés por los polígonos?

Fundamentalmente, por la ubicación. Estamos a 14 kilómetros de la A-2, en la salida de la autovía Mudéjar y muy cerca de Zaragoza. Si no hay empresas no hay asentamiento de población. Es un círculo vicioso. Cada vez viene más gente a vivir al municipio.

En un año han ganado más de 100 habitantes.

Ya estamos en los 1.446. Vamos creciendo poco a poco. Yo estoy convencido de que es por el empleo que generan las empresas. Tenemos dos urbanizaciones bastante grandes: una está legalizada y la otra está ya en vías de solución.

Los orígenes de Muel se remontan al siglo I, cuando se levantó una presa romana en el cauce del río Huerva.

Es uno de los restos de arquitectura civil hidráulica más relevantes de Europa, y una de las joyas que conservamos. Hemos empezado a potenciar este patrimonio. Formamos parte de la Ruta del Vino y ahora se ha hecho un vídeo promocional sobre esta presa romana.

Sobre la presa se encuentra la ermita de la Virgen de la Fuentes, que conserva unos frescos de Goya.

Es otra de nuestras joyas. Tenemos un guía voluntario en la ermita y casi todos los días recibimos excursiones. Estamos encantados.

El nombre de Muel va unido a su cerámica.

Es una industria artesana que atesora más de 1.000 años de vida. En 1048, los primeros azulejos procedentes de los alfares muelenses llegaron a Zaragoza, e incluso a Nápoles. Entonces se hacía una cerámica diferente, con tonos metálicos, que ahora se está recuperando.

¿Fue una actividad importante?

Crónicas de 1580 relatan que casi todos los habitantes del pueblo se dedicaban a esta industria. Era un municipio alfarero. Sin embargo, se fue extinguiendo lentamente y en 1920 se cerró el último taller alfarero.

¿Y cuántos funcionan en la actualidad?

En 1964, la DPZ creó una escuela taller y en 1975 se inauguraron las actuales instalaciones. Hacen exposiciones permanentes todo el año y cursos con artistas de fuera. Todo el mundo conoce Muel por su cerámica. En la escuela taller también hacen jornadas infantiles de puertas abiertas y visitas de colegios. Además, hay cuatro talleres alfareros.

¿En qué fase está la apertura de un velatorio, que generó discrepancias entre los vecinos, que llegaron a recoger firmas y se dirigieron al Justicia de Aragón?

Estamos esperando que empiecen las obras en cualquier momento. Hemos tenido reuniones, pero los promotores no incumplen ninguna ordenanza ni normativa. Convocaré un pleno para desestimar las alegaciones y enviar el expediente al Inaga.

¿Cuáles son los proyectos de Muel para este 2018?

Tenemos prácticamente listos los presupuestos, que ascienden a 2,05 millones de euros, con 83.000 euros de superávit, y no tenemos deuda. Queremos pavimentar varias calles, acondicionar los vestuarios de la piscina y terminar de cambiar la iluminación, dentro del plan de ahorro energético.

¿Qué otras actuaciones se van a ejecutar?

Ya hemos adjudicado la obra en la avenida de la Virgen de la Fuente, la calle de bajada a la presa romana, a la ermita y al parque natural, que se aprobó el año pasado.

En Muel hay 10 asociaciones.

Sí. Son muchas para un municipio pequeño. Hay mucha actividad social y cultural.

Etiquetas
Comentarios