Despliega el menú
Aragón

Frenazo

ACTUALIZADA 26/01/2018 A LAS 05:00

Habrá que esperar. La decisión de la jueza de Huesca de no trasladar de momento las pinturas murales de Sijena es preciso interpretarla en el contexto de la situación procesal y en la lógica prudencia ante unas obras de valor incalculable. El mismo juzgado que ha frenado el traslado es el que determinó que los frescos debían reincorporarse al monasterio. Sin embargo, es muy probable que el informe emitido por el restaurador de los frescos de la Capilla Sixtina, Gian Luigi Colalucci, haya sido determinante. La segunda parte del auto supone un varapalo en toda regla al Gobierno de Aragón por no haber terminado las obras de climatización. "No se ha acreditado que las condiciones climáticas de la sala capitular sean las idóneas para recibir las pinturas murales por lo que el riesgo de deterioro es manifiesto". A partir de ahí, el Gobierno de Aragón tiene la obligación de acelerar los trabajos para evitar un nuevo revés, más allá de las declaraciones políticas de autodefensa y exculpación. Eso sí, llama la atención que el MNAC se preocupe ahora tanto de los riesgos de dañar las obras cuando ha permitido hasta once traslados.

Etiquetas