Despliega el menú
Aragón

Aragón paga ya al día sus facturas sanitarias, pero el resto de gastos se retrasa dos semanas

Los más de 1.000 millones del FLA permiten bajar en un 75% la morosidad. La deuda de la DGA con sus proveedores aún es de 156 millones.

El Gobierno de Aragón está pagando sus facturas con los proveedores del Salud prácticamente de forma instantánea. El Ministerio de Hacienda ha dado a conocer que, por primera vez, la DGA está tardando de media menos de un día para tramitar el pago del conjunto de sus gastos sanitarios. El dato –que es exactamente de 0,79 días de media– corresponde al mes de noviembre de 2017, el último que ha dado a conocer ayer el Ministerio de Hacienda. Frente a los 0,79 días de media de Aragón, el conjunto de autonomías paga a sus proveedores farmacéuticos, los centros de diagnóstico que les prestan servicio y a las empresas que les proveen de material hospitalario pagan en 23 días de media.

La reducción drástica de morosidad que ha experimentado el Gobierno aragonés está financiada por los más de 1.000 millones de euros de ayuda estatal que ha recibido en el último año. A inicios de 2015, cuando la DGA aún no estaba en este mecanismo estatal, la Comunidad tardaba de media 115 días en hacer frente a sus facturas. Ahora, la media es de 11, 5 días. Y si se desagrega el dato, el gasto sanitario se ajusta a los 0,79 días indicados, mientras que en el resto de consejerías no llega a los 15 días.

El dinero del FLA no ha sido el único mecanismo que ha ayudado a mejorar el ratio. También un cambio claro en la política que aplicaba la DGA. El actual Ejecutivo PSOE-CHAha hecho del pago a sus proveedores una de las prioridades e su acción política, en una parte por el propio impulso de la Consejería de Hacienda y en otra parte por las advertencias lanzadas desde el Gobierno central. Así, el Ministerio de Hacienda llegó a intervenir formalmente a la DGA para forzarle a destinar más parte del presupuesto mensual a pagar las facturas pendientes. La intervención apenas duró tres meses. Desde julio de 2016, Aragón está pagando sus facturas de forma ininterrumpida en menos de 30 días de plazo.

Una morosidad aún millonaria

La reducción constante en el tiempo que tarda en pagar ha ido acompañada también de una disminución del nivel de deuda con las empresas. En estos momentos, la deuda comercial de la DGA es de 155,9 millones de euros. La cifra sigue siendo muy elevada, pero está muy alejada de los más de 400 millones que llegó a acumular en facturas impagadas hace dos años.

Además, al acelerar el tiempo en el que se pagan las facturas, apenas se arrastran impagos que no sean de facturas de 2017. De los 155,9 millones, solo tienen origen en años anteriores facturas por valor de 1,7 millones de euros.

Los datos que ofreció el lunes el Ministerio de Hacienda mostraron bastantes discrepancias con los que hizo públicos la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), que representa a la patronal del sector.Según Fenin, la DGA está pagando a sus empresas asociadas en una media de 93 días y les adeuda un total de 34 millones de euros.

La diferencia entre los datos oficiales del Ministerio de Hacienda y de los proveedores afectados es notable.El motivo es que la administración empieza a contar los días de retraso de una factura en un momento de la tramitación más avanzado que la patronal. La Unión Europea quiere homogeneizar en todos los países la forma de contar los días de retraso y es previsible que la nueva fórmula se aplica en cuestión de pocos meses.

Etiquetas
Comentarios