Despliega el menú
Aragón

El Salud se refuerza

La presión asistencial y las listas de espera exprimen la sanidad aragonesa. El sistema público de salud está indisolublemente unido a tendencias difícilmente reversibles en Aragón, como el envejecimiento de la población, y también a valiosos logros sociales, como el aumento de la esperanza de vida. Reforzar el Salud es pues una prioridad.

Es habitual por estas fechas que la epidemia de gripe y las bajas temperaturas no den tregua a las urgencias de los hospitales. La pasada semana, sin ir más lejos, conocimos que la saturación resulta especialmente inquietante en el caso del mayor centro asistencial aragonés, el Hospital Miguel Servet, por el tapón que se forma con los pacientes que llegan al servicio de Urgencias. Por mucho que quiera justificarse como un ‘sistema de organización’, no es de recibo que, ante la falta de camas en planta, los pacientes lleguen a estar incluso varios días en urgencias a la espera de una plaza. Contamos con un excelente servicio sanitario, uno de los mejores del mundo. Pero los datos apuntan a que es preciso aumentar el número de camas para los pacientes y el número de especialistas y personal técnico. En este sentido, es bienvenido el acuerdo del Gobierno de Aragón y el Ministerio de Defensa por el que este pondrá a disposición del Salud entre 150 y 175 camas del Hospital Militar. Y también es loable el impulso del Servicio Aragonés de Salud para consolidar y ampliar plantillas. Desde el 1 de febrero, alrededor de 28.000 personas optarán a conseguir una de las más de 2.400 plazas que ha convocado para este primer semestre de 2018. Todo esto no es óbice para que se siga buscando la máxima eficiencia con un buen uso de los recursos disponibles.

Etiquetas