Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Educación

Los colegios públicos que crecen y se convierten también en institutos

El próximo curso habrá cinco centros integrados más en Zaragoza, con Infantil, Primaria y Secundaria.

P. Figols. Zaragoza 18/01/2018 a las 05:00
Colegio El Espartidero, en Santa Isabel, que será centro integrado el próximo curso.

Los colegios crecen y se adaptan a las nuevas necesidades. La fórmula de centros públicos integrados (Infantil, Primaria y Secundaria en el mismo centro) ha comenzado este curso con éxito en Aragón y se va a extender a partir de septiembre. Los colegios de La Jota y Ayerbe han sido los primeros. A ellos se sumarán el próximo curso cinco centros: Parque Goya, Miralbueno, el Espartidero y Rosales del Canal en Zaragoza y Galo Ponte en San Mateo de Gállego, como recogió el BOA en diciembre.

Los nuevos centros integrados aprovechan espacios disponibles en sus colegios y los adaptarán para acoger también Secundaria. La adaptación será progresiva: el próximo curso ofrecerán 1º de la ESO y cada año se incorporará un curso más hasta llegar a 4º de la ESO. Además, dentro de dos cursos se podrán sumarán otros dos colegios: Julio Verne de Miralbueno (que ahora solo tiene alumnos hasta 4º de Primaria) y Val de la Atalaya de María de Huerva, según los planes de Educación.

Y los nuevos colegios que el Departamento de Educación está construyendo y diseñando en la zona sur de Zaragoza también serán integrados: Valdespartera 3, Valdespartera 4, Valdespartera 5, Parque Venecia, Arcosur y Zaragoza Sur. Cuando los alumnos que ahora están en Infantil y primeros cursos de Primaria lleguen a Secundaria, se pondrá en marcha la tercera etapa. En estos casos ofrecerán hasta Bachillerato.

Los centros integrados (tanto de nueva creación como la adaptación de colegios) responden a las necesidades educativas y los cambios demográficos. Al Departamento de Educación le sirve para ofrecer plazas de Secundaria en zonas saturadas, para abaratar costes y para aprovechar espacios en desuso en colegios que han perdido alumnado. Los centros que se adaptan están acogiendo bien la idea porque les permite continuar sus proyectos educativos. Y esta fórmula también responde a las demandas de muchas familias, que no querían que los niños salieran tan pronto de los colegios para desplazarse a los institutos. Antes, el cambio se hacía después de 8º de EGB, con 13 o 14 años, mientras que ahora se hace al terminar 6º de Primaria, con 11 o 12 años.

Colegios con muchos cambios

Los colegios que empezarán el próximo curso como centros integrados con 1º de la ESO ya están preparando el cambio. La inmensa mayoría de sus alumnos de 6º de Primaria ha comunicado su intención de seguir en el colegio para estudiar 1º de la ESO. Tendrán profesores y horarios distintos a los de Primaria.

"La medida ha sido muy bien acogida por las familias. Seremos el único centro público de Aragón desde los 2 hasta los 16 años. Tenemos espacios disponibles en el centro, porque ha habido un descenso de natalidad en el barrio y ya no no necesitábamos tantas aulas", explica Amparo Terrado, directora del colegio Parque Goya, que este curso ha empezado con el proyecto de un aula de 2 años. También fue uno de los primeros colegios de Zaragoza que implantó la jornada continua en septiembre de 2016. El próximo curso ofertará cuatro aulas de 1º de la ESO, lo que ayudará a descongestionar la saturación del instituto Parque Goya.

La conversión en centro integrado también ha sido muy bien recibida en el colegio El Espartidero de Santa Isabel. "Debido a la situación demográfica del barrio, con menos niños que hace unos años, y la masificación de los institutos de la zona, nos propusieron ser centro integrado. Las familias están muy contentas. Y desde el equipo directivo lo vemos como una oportunidad para dar continuidad al proyecto educativo de centro y afrontar nuevos retos. También nos complica la organización, pero lo afrontamos con mucha ilusión", asegura Ricardo Civera, director de El Espartidero. Tienen previstas cuatro aulas de 1º de la ESO.

En el colegio Galo Ponte de San Mateo de Gállego también lo ven como una oportunidad. "Hace años que la asociación de padres y madres pedía que los alumnos se pudieran quedar en el colegio al acabar 6º y no tuvieran que ir al instituto de Zuera. Además, tenemos espacio suficiente porque es un colegio que se hizo pensando en dar servicio a una urbanización que finalmente no se construyó. Ahora en 6º tenemos 27 alumnos y prácticamente todos van a quedarse aquí para hacer 1º de la ESO", señala el jefe de estudios, Juan Espierd.

"Valoramos positivamente la apertura de centros integrados. Por un lado, responden a la necesidad de plazas de Secundaria en algunas zonas. Y da tranquilidad a las familias que no querían que sus hijos tuvieran que cambiar de centro a una edad temprana. Pero tiene que quedar claro que son dos niveles educativos diferenciados, con metodologías, profesores y horarios diferentes", afirman desde la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR).





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo