Aragón

La cifra de dependientes atendidos aumentó en 13 personas cada día el año pasado

Al finalizar 2017, un total de 25.618 aragoneses recibían esta ayuda y otros 7.700 estaban en lista de espera para percibirla.

La consejera Broto y el presidente Lambán, durante la visita a la residencia de Las Fuentes
La consejera Broto y el presidente Lambán, durante la visita a la residencia de Las Fuentes
Oliver Duch.

Casi 13 personas al día, como media, se incorporaron durante 2017 al sistema de la dependencia: 4.580 personas en todo el ejercicio 2017. Lo que elevó la cifra total de atendidos, a 31 de diciembre, hasta los 25.618 aragoneses, un dato que ha dado este martes el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, durante su visita a la residencia de Las Fuentes, que el año pasado celebró su 20 aniversario.

Lambán, acompañado por la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, y representantes del IASS (Instituto Aragonés de Servicios Sociales) ha reconocido que se sentía "orgulloso" con lo conseguido hasta ahora en materia de dependencia: "Uno de nuestros caballos de batalla en la pasada legislatura –ha recordado–, cuando veíamos, indignados, cómo el gobierno de la derecha estaba destrozando la aplicación de esta ley".

El presidente ha comparado situaciones y recordado que durante el mandato PP-PAR, salían del sistema una media diaria de 5,2 personas, tendencia que cambió con la llegada del Ejecutivo PSOE-CHA. "Ahora hay 9.000 dependientes más de los que había al inicio de la legislatura", explicó.

En cuanto a las listas de espera, los datos facilitados por el Departamento de Ciudadanía recogen que al finalizar 2017 había en la Comunidad alrededor de 7.700 personas con el derecho reconocido a percibir esta prestación, pero a la espera de recibirla.

Un dato que Lambán se ha comprometido a reducir: "La lista de espera se ha rebajado en casi 7.000 personas desde el inicio de la legislatura; se ha pasado de 14.800 aragoneses esperando a integrarse en el sistema a los 7.700 actuales". Por lo que el presidente aragonés ha considerado "legítimo y alcanzable el propósito de la DGA de finalizar la legislatura con una lista de espera de cero personas".

Posteriormente, desde Ciudadanía y Derechos Sociales se han detallado estas cifras y se ha destacado que dentro de la atención prestada a las personas en situación de dependencia, el mayor esfuerzo se ha hecho en los servicios: "Dos de cada tres nuevas prestaciones fueron servicios", han explicado en una nota de prensa.

Así, han apuntado que en 2017 se comenzó con la teleasistencia, que llegó a 853 dependientes y se consolidó el servicio de ayuda a domicilio (que recibieron 2.611 personas).

La Consejería ha destacado también los incrementos registrados en los centros de día y en las plazas residenciales: en la primera hubo un aumento porcentual del 34% y en la segunda la subida fue el 13%.

Hay que recordar que el Departamento ha apostado por los servicios frente a la prestación económica para el cuidado en el entorno familiar, por la generación de empleo y riqueza que conlleva la utilización de residencias, centros de día y otros servicios similares.

De hecho, Ciudadanía ha destacado  que los servicios sociales generan empleo y tienen un impacto económico del 1% del PIB. "Mantienen 6.187 puestos de trabajo en Aragón y 2.000 personas trabajan para atender a dependientes", ha recordado en la nota de prensa.

"El retorno fiscal de los servicios sociales – han apuntado– supone 42 millones de euros, una cifra mayor que la que el Gobierno central destina a la atención a la dependencia (31 millones)".

La escasa aportación estatal a la dependencia también fue criticada por Lambán, que ha  recordado que Madrid debía aportar el 50% de la financiación y en este momento aporta el 16%.

Etiquetas
Comentarios