Aragón
Suscríbete por 1€

Un incendio forestal deja incomunicada Villanueva de Jiloca durante la madrugada

Los bomberos no ordenaron el desalojo del pueblo, pero la Guardia Civil cortó los accesos y evacuó a dos personas. Algunos vecinos que se habían marchado asustados por el fuego no pudieron regresar hasta las 3.00.

Incendio en Villanueva de Jiloca.
Incendio en Villanueva de Jiloca.

Un incendio forestal declarado a última hora del domingo en Monreal del Campo (Teruel) y que se extendió con rapidez hacia Villanueva de Jiloca (Zaragoza) tuvo en vilo durante toda la madrugada del lunes a los vecinos de este último municipio de la comarca del Campo de Daroca. Los bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) no llegaron a dar la orden de desalojo de la población (de unos 60 habitantes), aunque sí fue necesario evacuar a un par de personas cuyas viviendas se hallaban más próximas al fuego.

Preocupados por la gran nube de humo y el rápido avance de las llamas, hubo otros vecinos que también optaron por marcharse del pueblo. Según informó ayer la Comandancia de la Guardia Civil en Zaragoza, estos ya no pudieron retornar a sus domicilios hasta pasadas las tres y media de la madrugada, puesto que fue necesario cortar el acceso por carretera a Villanueva de Jiloca hasta esa hora.

Las llamas se declararon sobre las 21.30 del domingo en una zona de monte bajo y rastrojo. Según fuentes del equipo de extinción, a esa hora, el viento azotaba con fuerza la zona, lo que hizo que el fuego se extendiera con rapidez. Tanto es así que, temiendo no poder contener su avance, la DPZ decidió movilizar a todo el personal disponible en el resto de parques. De hecho, hasta allí se desplazaron bomberos de Cariñena, Calatayud, Tarazona, La Almunia y Ejea de los Caballeros. También se sumaron a los trabajos algunas cuadrillas de Teruel.

Controlado a la 1.30

El importante despliegue de medios permitió controlar el incendio en torno a la 1.30, aunque no fue hasta dos horas después cuando se dio por sofocado. Es más, allí permaneció un retén durante toda la madrugada para refrescar la zona y evitar que se reavivara algún foco. Según fuentes del operativo de extinción, las llamas arrasaron finalmente una superficie aproximada de diez hectáreas.

Aunque hubo que desalojar a los vecinos de dos viviendas ubicadas en la calle del Rosario, las llamas no llegaron finalmente hasta ellas y sus propietarios pudieron regresar más tarde. Salvo en estos dos casos, el coordinador del equipo de extinción entiende que el incendio no puso en peligro a la población, de ahí que no se optase por un desalojo generalizado. En cualquier caso, la Benemérita sí cortó durante unas seis horas el tramo de la N-234 comprendido entre los kilómetros 212 y 218.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión