Despliega el menú
Aragón

El PP acusa a Lambán de aplicar "represión fiscal" para luego "despilfarrar" el dinero público

Mar Vaquero considera que el cupo vasco es "compatible" con mejorar el sistema de financiación para la Comunidad.

Mar Vaquero.
El PP acusa a Lambán de aplicar "represión fiscal" para luego "despilfarrar" el dinero público
R. L.

La portavoz del PP en las Cortes de Aragón, Mar Vaquero, subió ayer el tono de las críticas al presidente autonómico, el socialista Javier Lambán, al acusarlo de imponer la "represión fiscal" a los aragoneses para luego "despilfarrar" en lo que denominó "gasto improductivo". Por ello, llegó a asegurar que el líder socialista suponía una "amenaza" para el futuro de la Comunidad.

Vaquero compareció ante los medios de comunicación para cuestionar la gestión de Lambán, fundamentalmente por subir los impuestos y, a su juicio, malgastar el dinero público. No aportó ningún número, pero sí se preguntó a dónde ha ido a parar los fondos cuando faltan colegios e institutos, profesores y médicos, no se ha construido ningún hospital ni carreteras y "no se ayuda a los autónomos ni a las empresas a crear empleo".

La única cifra que dio fue la relativa a los 1.136 millones que la coalición PSOE-CHA dispondrá de más respecto al Ejecutivo anterior, del PP-PAR, cuando se aprueben las cuentas de este año. "¿Dónde está el dinero? ¿Sería tan amable el Gobierno de decirnos en qué se han gastado el dinero? Porque además han convertido a los aragoneses en los españoles que más impuestos pagan", lamentó.

Vaquero sostuvo que con una gestión "eficaz" el Gobierno regional estaría en disposición de apoyar el crecimiento y las oportunidades de los aragoneses en vez de "sangrar en impuestos a clases bajas y medias".

Vaquero aludió igualmente a la tramitación del presupuesto, en plena negociación entre la DGA y sus socios de Podemos, para sostener que cualquier propuesta carecerá de credibilidad. "No se parece en nada lo que se presenta en las Cortes, lo que se cambia de tapadillo a través de las modificaciones presupuestarias, y lo que luego se ejecuta, incrementado el gasto improductivo y olvidándose de las inversiones", sentenció.

La portavoz popular señaló que de las cuentas de 2018 solo sabe que le gustarán a Podemos, recriminando que se negocia "en una mesa camilla, sin la transparencia de la que tanto ha hablado el modelo de izquierdas". Así, entendió que estaba "fracasado".

El foco de las críticas lo puso en el presidente al sostener que carecía de "personalidad política", de ser incapaz de tomar decisiones y de estar superado por los acontecimientos. Como ejemplo puso la movilización de la escuela concertada y la subida fiscal aplicada en 2016.

Financiación autonómica

Incluso le recriminó que busque "enemigos en Madrid" y dé "patadas en el tablero" en vez de actuar "con responsabilidad" en la negociación de la financiación autonómica. Mientras Lambán cuestionó la aprobación del nuevo cupo vasco, Mar Vaquero lo consideró "compatible" con reivindicar un sistema de financiación que tenga en cuenta el envejecimiento, la despoblación y la dispersión como criterios para definir el reparto de los fondos, como pide Aragón. Y recordó que el cupo ha sido aprobado hasta ahora tanto por el PSOE como por el PP.

Etiquetas
Comentarios