Aragón

Aragón, un país de montañas

Paseos por el valle de Ordesa: por el sendero de Ordesa hasta la Cola de Caballo

El sendero de Soaso es la ruta más frecuentada del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Una excursión sin dificultades que remonta el río Arazas hasta la cascada de la Cola de Caballo.

Senderistas en el tramo que va desde la cascada del estrecho a las gradas de Soaso.
Romeo/Prames

El sendero de Soaso es un itinerario perfectamente señalizado, que no presenta dificultades ni tramos peligrosos y puede realizar como sendero en familia. En 8,5 kilómetros y poco más de 5 horas (ida y vuelta, sin contar paradas) nos llevará desde la pradera de Ordesa hasta la famosa cascada de la Cola de Caballo. Allí, a los pies de los colosos de las Tres Sorores o Treserols (Cilindro de Marboré, Monte Perdido y Añisclo). El itinerario es uno de los senderos autoguiados del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y coincide con el trazado del sendero GR 11, que desde Soaso continúa hasta el refugio de Góriz.

También podemos planificar un recorrido a medida, acortándolo y regresando desde un punto intermedio del valle o trazando un itinerario circular más corto, regresando por una variante señalizada en la margen izquierda del río Arazas, que podemos cruzar por los puentes de Sarratieto (Cotatuero) o de Arripas. Entre la pradera de Ordesa y el puente de Sarratieto (1,5 km) esta variante está adaptada como sendero accesible y cuenta con panelería en lenguaje braille. La variante continúa desde allí por la margen izquierda hasta su término en el puente de Arripas, donde se une nuevamente al sendero principal, lo que ofrece la opción de realizar un recorrido circular de 5,8 kilómetros y unos 150 metros de desnivel positivo acumulado.

La característica forma en “U” del fondo del valle de Ordesa nos delata su origen glaciar. En esta excursión atravesaremos frondosos bosques mixtos y hayedos, descubriremos miradores, fuentes y cascadas de aguas cristalinas. Desde la distancia, apreciaremos los circos laterales de Carriata (antes de llegar a la pradera, con su sobresaliente Tozal del Mallo, y de Cotatuero, con los farallones del Gallinero y la Fraucata, que da nombre a una de las cascadas más altas de la península Ibérica.

Llegamos al aparcamiento de la pradera de Ordesa (1.320 m de altitud) por carretera desde Torla. Iniciamos la andada al fondo del aparcamiento, junto a la antigua caseta de los guardas del parque, tomando el camino de Soaso, estrecha pista forestal que nos introduce en el bosque de pinos, hayas y abetos. Pronto nos encontramos con una imagen de la Virgen del Pilar que nos marca el desvío a la izquierda del sendero que lleva al circo de Cotatuero y continúa hasta la brecha de Rolando. Seguimos por la pista y llegamos al desvío del puente de Sarratieto, desde donde puede retornarse a la pradera de Ordesa por la variante de la margen izquierda y el sendero accesible que hemos comentado antes.

Nosotros seguimos, siempre por la margen derecha, hasta el mirador de Arripas, junto a la cascada del mismo nombre. Enseguida llegamos al cruce de caminos del puente de Arripas que, por la otra orilla del río, nos da la opción de regresar a la pradera de Ordesa (1 hora) siguiendo la variante del sendero de Soaso. Avanzamos hacia la cabecera del valle por el tramo más apretado, encontrándonos con las espectaculares cascadas de la Cueva y las del Estrecho. Atravesamos el Bosque de las Hayas, donde encontraremos el desvío al sendero que conduce a la faja Canarellos y la parte alta del circo de Cotatuero. El bosque da paso a una zona de pastizales y masas de pino negro. Al otro lado del Arazas, frente a nosotros, las paredes verticales de la sierra de las Cutas y de la Custodia atravesadas por la faja de Pelay.

Así llegamos a las Gradas de Soaso, tramo escalonado del río en el que se forman bellos saltos de agua. El sendero protegido por pretil nos lleva al fondo llano del circo glaciar de Soaso, abierto bajo el macizo de Monte Perdido. Un cómodo tramo de camino enlosado nos adentra en un paisaje de turberas y vegetación palustre. Pasamos junto a una cabaña de madera y luego el sendero recupera su suelo natural, se bifurca en estrechas sendas que discurren en paralelo hacia el fondo del valle y de la cascada de la Cola de Caballo.

Una última pasarela permite salvar el curso del río Arazas y da continuidad al sendero GR 11 sobre el que venimos transitando y que asciende a partir de aquí hasta el refugio de montaña de Góriz (2.195 m). Finalizada la excursión, regresamos por el mismo camino.

DATOS ÚTILES

Tipo de recorrido: ida y vuelta

Distancia: 16,8 km.

Horario: 5 h 15 min.

Dificultad: baja.

Desnivel +/-: 520 m

Época recomendada: todo el año.

Acceso: desde Huesca por la autovía Mudéjar E-7 hasta Sabiñánigo, donde tomaremos la N-260 a Fiscal y a Torla.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios