Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los piojos vuelven a las aulas y llegan a afectar a un 15% de la población escolar

Los expertos aconsejan informar a los centros del problema para evitar contagios.

Hay variedad de productos en el mercado para erradicar los piojos o prevenir la infestación.
Hay variedad de productos en el mercado para erradicar los piojos o prevenir la infestación.
Oliver Duch

Apenas un mes después de que los colegios hayan abierto sus puertas, las infestaciones por piojos se han multiplicado y algunos centros ya han tenido que remitir circulares a los padres para advertirles de la presencia de estos parásitos. Los expertos recuerdan que la pediculosis, así se llama científicamente a este contagio, puede afectar a entre un 5% y un 15% de la población escolar entre 5 y 12 años y piden normalizar la situación. No obstante, recomiendan comenzar cuanto antes con los tratamientos para la eliminación de las liendres una vez que se constate su presencia.

Junto al resfriado común, la pediculosis se ha convertido en una de las afecciones más contagiosas en la actualidad. Los piojos, de apenas 2 o 3 milímetros, son insectos ovíparos, ponen huevos, que se alimentan de sangre y, por ello, se agarran al cuero cabelludo. "Pero el contagio no se produce al saltar ni al volar porque no tienen alas. El contagio se produce cuando pasan corriendo de una cabeza a otra", explica la vocal de Atención Farmacéutica del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, Mercedes Arias, que recuerda que estos parásitos tienen capacidad también para agarrarse a la ropa. "Por ello, hay que tener cuidado a la hora de compartir gorros, bufandas... o todos aquellos elementos que estén en contacto con el cabello", añade.

Arias hace hincapié en que los padres tienen que huir de la idea de que la pediculosis es síntoma de falta de higiene y destaca que afecta a todos los estratos sociales por igual. Incluso, en los últimos años, ha tomado fuerza la idea de que los piojos prefieren un pelo limpio porque se pueden mover con más facilidad. Por ello, los expertos insisten en que ante los primeros síntomas se avise al colegio y a las familias con las que el niño mantenga contacto y se empiece cuanto antes un tratamiento para erradicar el problema.

Pero, ¿cuáles son las primeras señales de alerta que pueden hacer sospechar de la presencia de estos insectos? El más llamativo y conocido por todos es el rascado por un intenso picor. Esta sensación se produce por la saliva que suelta el piojo a la hora de morder el cuero cabelludo para obtener la proporción de sangre que necesita para vivir. "Esta saliva produce irritación y picor", apunta la profesional farmacéutica. No obstante, Arias insiste en que es importante antes de comenzar con un tratamiento comprobar que ese picor se produce por la infestación. "Hay que examinar el cuero cabelludo, detrás de las orejas y en la nuca especialmente, para ver si hay piojos y huevos. Puede haber picor producido por otro tipo de problemas", explica. Una vez que se ha constatado su presencia, hay que elegir un tratamiento de los muchos que hay en el mercado (hay de diferentes tipos) y, posteriormente, retirar los huevos con una liendrera, un peine especial con una distancia entre las púas de 2 o 3 milímetros para poder arrastrarlos. Una de sus peculiaridades es que se quedan fijados a la raíz del cabello ya que sueltan una sustancia pegajosa, insoluble en el agua.

También se recomienda seguir una serie de "prácticas" para prevenir el contagio. Entre otras medidas, hay que lavar los utensilios y la ropa del niño, especialmente aquella que ha estado en contacto con la cabeza, a una temperatura de más de 50 grados y aspirar el domicilio. Una manera fácil de acabar con posibles huevos o piojos en juguetes, según detalla Arias, es introducirlos en una bolsa de plástico y cerrarla durante 24 horas. Es una manera de asfixiarlos y evitar que se alimenten.

Es fundamental, según explica la vocal de Atención Farmacéutica, seguir las instrucciones del tratamiento elegido y comprobar a las 24 o 48 horas que no hay restos de liendres o piojos. Además, muchos de los productos aconsejan repetir la aplicación pasada una semana. "La reinfestación es fácil. Por eso, es fundamental que se esté pendiente por si vuelven a surgir", concluye la farmacéutica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión