Despliega el menú
Aragón

Arens de Lledó: amor del bueno hacia el séptimo arte

La Asociación Cultural el Galeró de Arens de Lledó, con Teresa Polo de secretaria, mantiene en casa cine comercial quincenal.

Teresa Polo, sentada en una de las butacas del cine de Arens de Lledó.
Teresa Polo, sentada en una de las butacas del cine de Arens de Lledó.
Laura Uranga

Teresa Polo venía de Barcelona hasta Arens de Lledó desde pequeñita; le gustaba el pueblo de su abuela. En una visita durante la adolescencia conoció a un mozo, y los amores de lejos se fueron consolidando poco a poco con visitas y planes. Tere (así le llaman en casa y en todo Arens) se casó a los veintisiete años, edad que reconoce tardía para los usos de la época, y se vino al pueblo. El próximo febrero cumplirá cuatro décadas a la vera del río Algars. Jubilada hace muy poco tras cumplimentar los últimos quince años de su vida laboral como alguacil de la localidad, sigue siendo la secretaria de la Asociación Cultural el Galeró.

"Tenemos dos hijos que ya se marcharon del pueblo, uno vive en Reus y otro en las cercanías de esa misma ciudad ?aclara Tere? y vamos a visitarlos, la playa está a poco más de una hora. Mi familia está en Barcelona, y la verdad es que se hace un poco cuesta arriba estar allá, agobia el tamaño. Es verdad que estamos un poco solos en el pueblo, pero siempre encontramos cosas para hacer".

Arens de Lledó: amor del bueno hacia el séptimo arte

Para ejercer como alguacil de un modo más productivo, Tere decidió sacarse el carnet de conducir, y lo consiguió a los cincuenta años de edad. "Era algo que sumaba a mi trabajo, poder ir aquí y allá; recibía a los visitantes, resolvía problemas del día a día... me gustaba mucho mi trabajo, fue como una realización personal ya de mayor. Lo de pregonar es lo único que me daba un poco de vergüenza, pero solo al principio. Casi me dio pena jubilarme: me hicieron una fiesta sorpresa muy bonita".

Cultura y evasión

En su adiós laboral, Tere ya dejó claro que no dejaría El Galeró. "La Asociación se fundó en el año 2000 y yo llevo nueve años en ella. La preside Mari Carmen Huguet. En el local social contamos con una sala de cine para cien personas, que es nuestro gran orgullo. En este pueblo hay cine desde hace setenta años; hacemos sesiones los domingos cada dos semanas, semanalmente en verano, y los 318 socios que pagan veintiséis euros al año tienen entrada libre a todas".

El cine de Arens es de factura comercial. Hace dos años, con el fin de la distribución regular en celuloide, el flamante proyector de El Galeró quedó en desuso, aunque aún tiene su sitio en el cine local. "El aparato digital equivalente ?puntualiza Tere? era muy costoso para el pueblo, así que compramos un proyector de Blu Ray y adquirimos licencia para poner deuvedés. proyectamos una película actual, con un retraso aproximado de ocho o nueve meses al estreno oficial. Incluso si ya la has visto en televisión o en el ordenador, la pantalla grande no tiene comparación. No se venden entradas, solo es para los socios de la Asociación".

La Asociación El Galeró trata de organizar un mínimo de una actividad mensual. "Empezamos en San Antonio con una chorizada que atrae a mucha gente de las cercanías. En febrero, carnaval con pasacalles y carroza, en marzo suele haber conciertos… hacemos talleres, desde máscaras a uso de móviles para los mayores; también comidas solidarias con causas benéficas y la semana cultural en agosto, justo antes de la fiestas, con jota, teatro, cine a la fresca... la cuestión es estar siempre pensando cosas, y disfrutar con la preparación tanto como el día en que se hacen realidad".

LOS IMPRESCINDIBLES

Iglesia de la Asunción

La iglesia parroquial es de estilo gótico y fue construida durante el segundo cuarto del XIV, cuando la villa estaba bajo el dominio del Obispado de Tortosa por la donación del rey Pedro II el Católico.

Las primetes

Son la versión local de las llamadas tortas del alma o panellets. En el pueblo también hay mucha tradición de mantecados y, dada la abundancia de esta materia prima en la zona, dulces almendrados.

Con el frío, pilates y yoga

La Comarca de Matarraña tiene un plan itinerante de actividades deportivas y terapéuticas que lleva semanalmente el yoga y el pilates a Arens de Lledó. Hay dieciséis alumnos en el pueblo.

- Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios