Aragón

Aragón, un país de montañas

Bosques otoñales, pasear entre colores

Con la llegada del otoño, los bosques de caducifolias y las riberas de los ríos se llenan de color, ofreciendo una efímera pero preciosa estampa. En Aragón se encuentran algunos de los bosques otoñales más bonitos de España. Están esperando que nos acerquemos a contemplarlos y recorrerlos.

Paleta de colores en el bosque de la Pardina del Señor (Fanlo).
Paleta de colores en el bosque de la Pardina del Señor (Fanlo).
Ricardo Polo

La riqueza geográfica y natural de Aragón se traducen en un gran abanico de masas forestales y de atractivos paisajes que invitan a adentrarse en ellos en todas las épocas del año. El otoño es una estación particularmente propicia, en la que el clima se dulcifica y la reducción de horas de luz se ve compensada por una auténtica explosión de colores, particularmente intensa en las vegas de los ríos y las masas forestales de composición más variada y rica en especies caducifolias.

Iniciamos nuestro recorrido en el bosque de Pegá, en el municipio de Bonansa, comarca de La Ribagorza. Allí podemos disfrutar de los colores del otoño recorriendo una ruta ornitológica señalizada. Pasado el Alto de Bonansa (carretera A-1605) a unos 200 m en dirección a Bonansa, tomaremos a la derecha una pista forestal cerrada al tráfico, adentrándonos en un exuberante bosque, por la vertiente norte de la sierra del Castell de Pegá-Creu de Bonansa. El inicio del recorrido coincide con el sendero accesible del Mirador del Isábena, al que podemos acercarnos (a la derecha). Nos cruzaremos también con la traza del Sendero Turístico de Aragón GR 15, que viene de Pont de Suert camino de San Feliú de Veri, caminando entre una gran variedad de especies perennes y caducifolias. La ruta llega hasta el llano de la borda de Ansuilo, en cuyo extremo occidental encontraremos un espectacular mirador natural interpretado. Desde él podremos también disfrutar del bosque mixto que se extiende por el congosto de Obarra, otro bosque otoñal para recorrer.

Nos acercamos ahora hasta el bosque de la Pardina Ballarín o del Señor , en el municipio de Fanlo (comarca de Sobrarbe), considerado como uno de los más bellos de España en esta época. El Sendero Turístico de Aragón GR 15 lo atraviesa en la etapa que discurre entre las localidades de Fanlo y Broto, facilitando el recorrido por un espacio verdaderamente mágico cuando la caída de la hoja alcanza su esplendor cromático. Desde la carretera entre Fanlo y Sarvisé (HU-631) puede disfrutarse también del espectáculo.

Seguimos hacia el oeste adentrándonos en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, donde la paleta de colores otoñales se extiende por numerosos rincones. En esta ocasión elegimos el sendero de Turieto Bajo y su ramal de Turieto Alto, itinerarios cómodos y bien señalizados, que no ofrecen mayores dificultades, a la entrada del valle de Ordesa. Nos permitirán disfrutar con el cambio de hoja de las caducifolias de ribera, los espesos y cuidados bosques de pinos y el hayedo-abetal de la umbría de Ordesa, pasando por miradores de hermosas vistas. Para ello seguiremos desde Torla el itinerario SA20 ‘Senderos de Turieto’, sendero señalizado del parque nacional que coincide en parte con el GR 15.2 y el GR 11.

Hoces y cañones

Viajamos ahora desde los Pirineos a la provincia de Zaragoza para adentrarnos en las hoces del río Piedra y sus encajonados meandros. 

Para ello seguiremos desde Aldehuela de Liestos (Campo de Daroca), las señales de otro Sendero Turístico de Aragón, el GR 24. Caminaremos entre los verticales cortados rocosos, bajo la fronda de un bosque de galería que muda hojas y derrocha colores en otoño, descubriendo cuevas y apriscos ganaderos. Podemos seguir el GR 24 hasta Torralba de los Frailes, cerrar un circuito por la margen orográfica derecha de los cortados o ampliar el recorrido, aguas arriba del Piedra, por la ruta de Torralba de los Frailes.

Proseguimos por algunos de los más interesantes bosques otoñales de Aragón adentrándonos en los cañones del río Martín, en tierras turolenses de la comarca de las Cuencas Mineras. Desde Peñarroyas, barrio de Montalbán, tomaremos el Sendero Turístico GR 262, que asciende hasta el alto del Portillo para ofrecernos una buena panorámica de los cañones abiertos en el rodeno por las aguas del Martín. La ruta prosigue en dirección a Obón y Alcaine, pasando junto a la réplica de un yacimiento de icnitas, entrando y saliendo del cauce, ayudándose de pasarelas y peldaños metálicos que no nos salvarán de mojarnos al vadear el río en alguna ocasión. En nuestro camino hasta Obón pasaremos junto a varios abrigos de pinturas rupestres. El sendero señalizado continúa luego hasta Alcaine.

También en el Maestrazgo

Nos vamos ahora al Maestrazgo para acercarnos a los miradores de las hoces del Guadalope desde las localidades de Aliaga y Montoro de Mezquita. En esta última tomaremos el sendero PR-TE 81, que en un recorrido de 2 km (1 hora) nos llevará hasta el mirador de Valloré, sobre la divisoria de aguas ente el barranco Valloré y el río Guadalope. El sendero finaliza a 1 150 m de altitud, sobre una cresta caliza desde donde la vista hacia los estrechos resulta espectacular.

En Aliaga, el sendero PR-TE 108 parte del barrio minero de La Aldehuela para conducirnos hasta otros miradores que, a la espectacularidad de los paisajes del Parque Geológico, suman en otoño el colorido de su vegetación. Es un recorrido de 4 km (1 h 20 min) que nos situará primero en el mirador de la Hoz Mala y, luego, en el de los Estrechos del Guadalope, ambos equipados con bancos y mesas panorámicas.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios