Aragón
Suscríbete por 1€

Híjar: romanos, judíos, tambores y un justicia

La tradición de la Semana Santa en Híjar se combina con otros frentes socioculturales que maneja, con el ámbito ensanchado a la comarca, el Centro de Estudios del Bajo Martín.

Pascual Ferrer, secretario del Centro de Estudios Bajo Martín, en la plaza de San Antón de Híjar.
Pascual Ferrer, secretario del Centro de Estudios Bajo Martín, en la plaza de San Antón de Híjar.
Laura Uranga

Pascual Ferrer Mirasol trabaja como responsable de planta de productos plásticos en una empresa zaragozana, pero tiene el corazón en Híjar, su pueblo. Allí se desempeña como secretario del Centro de Estudios del Bajo Martín; además de poner su granito de arena a los diversos retos que asume este colectivo, también ha hecho sus pinitos en la escritura. ‘Escuchando a mi tambor’ (editado por el propio Centro en 2002) es un pequeño divertimento que fabula sobre el diálogo entre un tambor y su propietario, Carmelo, con el tío Anicleto como luthier.

La tradición percusiva y sacra de la zona es tan conocida que resulta perogrullesco referirse a ella; no obstante, obviarla por no caer en el tópico sería una soberana torpeza. En ese mismo reto navega el Centro, presidido ahora por José Ángel Guimerá –natural de Castelnou- y que se las ha arreglado para repartir esfuerzos entre dos aguas: el cuidado y rescate de tradiciones y las nuevas propuestas socioculturales diseñadas para la comarca.

Híjar: romanos, judíos, tambores y un Justicia

Los primeros pasos de la institución datan de 1999. "En un principio esto se llamaba Centro de Estudios Hijaranos –aclara Pascual– y se constituyó formalmente en el año 2000, con Víctor Guiu, hijarano, como presidente. Luego evolucionó la idea, se entendió que el ámbito de acción debía ser comarcal y llegó la denominación actual. Después de Víctor y antes de José Ángel Guimerá hubo otro presidente, Román Sierra, de La Puebla".

El esfuerzo editorial del Centro se bifurca en los libros y dos revistas: la trimestral El Adarve, de actualidad para la comarca, y la publicación anual Rujiar, miscelánea temática que ya lleva dieciséis ediciones. En cuanto al total de actividades, se superan las tres centenas.

Se acerca la gran efeméride

En 2019 se cumplirán los 500 años desde que, por encargo del duque de Híjar, se encargara a los franciscanos asentados en el pueblo la celebración de una Semana Santa religiosa. "El documento existía, pero se perdió con la quema de archivos en la guerra civil, entonces ardió hasta lo que no ardía –apunta Pascual– aunque hay constancia sobrada del hecho en las crónicas históricas. Lo que se hacía antes en Semana Santa era algo anárquico, toques menos reglados que aún se practican en varios sitios de España".

Pascual pone el dedo en una llaga que sorprende. "No lo digo por ser de aquí, pero es curioso que dada la importancia de la Semana Santa de Híjar y su relevancia en toda España no tengamos un Centro de Interpretación dedicado a ese tema. Hay un almacén donde se guardan los catorce pasos, que son preciosos, pero falta algo más lucido. De todas maneras, en Híjar se ha perdido mucho patrimonio, barrios enteros, hasta un puente románico que se arruinó por hacer uno nuevo. Es un pueblo bonito, cuidado, pero... se han hecho cosas de buena voluntad que han acabado con tesoros históricos".

Híjar tiene su Rosario de Cristal, conocido popularmente como la procesión ‘de los Farolicos’, que transcurre entre la ermita del Carmen y la iglesia parroquial de Santa María la Mayor.

El Centro de Estudios del Bajo Martín disfruta especialmente con los rescates de tradiciones. El dance de San Jorge es un buen ejemplo de este paradigma de actuación: en la posguerra se recuperó, se volvió a perder y el Centro ha vuelto a impulsarlo, aunque aún es un esfuerzo parcial: se hizo la ‘pastorada’, un acto sacramental que es la parte básica del dance, pero aún se resiste la ‘soldadesca’.

Más intereses

El Centro también es el principal instigador de una actividad ajena al ámbito religioso, el Festifalk, un certamen bianual de cortometrajes de temática rural que se celebra en el cercano municipio de Urrea de Gaén, y lleva seis ediciones. También se colabora con la asociación musical Fuera de Tono de La Puebla, responsable de Arundo Donax, nombre de unas jornadas sobre la caña y sus diversas aplicaciones artísticas.

Las jornadas sobre patrimonio del Centro han ido tocando diferentes áreas. Las que versaron sobre moriscos recorrieron La Puebla, Vinaceite y Urrea; la figura de Agustín Sanz, el arquitecto del duque de Híjar en el siglo XVIII también fue objeto de análisis, por sus obras sacras y seglares (de iglesias a hornos o masadas) en toda la comarca. Este año se abordó el legado judío.

Híjar también se abre a nuevas propuestas. Un ejemplo es el ilustrador Álex Mirasol, talento emergente afincado en Teruel, que tiene obra en su pueblo: el bar Papi tiene en su pared a Bruce Springsteen y Keith Richards, vistos por los ojos de Álex.

Silvia Meseguer, todo un orgullo para el fútbol hijarano y titular con España

A sus 28 años de edad, con una carrera futbolística más que consolidada, la hijarana Silvia Meseguer es una de las grandes figuras de este deporte en el ámbito nacional. Fija en la selección, ha sido titular habitual en el equipo de Jorge Vilda que este verano, por desgracia, no pudo alcanzar las semifinales tras caer en los penaltis con Austria después de un empate a cero. Silvia, además, tuvo la desgracia de marrar el lanzamiento decisivo, que fue detenido por la portera austriaca. Eso no empaña su excelente temporada, coronada con un título de liga: es pieza clave en el Atlético de Madrid, donde llegó hace cuatro años. También jugó en el Español de Barcelona, donde ganó tres veces la Copa de la Reina, y en el primer equipo zaragozano, cuando se llamaba Prainsa. Silvia –una mediocentro defensiva de primer orden, que cubre zona y reparte juego con maestría– se encuentra probablemente en el mejor momento de su trayectoria deportiva, en la que también figuran  participaciones en la Eurocopa de Suecia 2013 y el Mundial de Canadá 2015. Además, ha completado la carrera de medicina.

Mariano Laborda, figura fundamental en la Ruta del Tambor y del Bombo

Mariano Laborda fue declarado hijo predilecto de Híjar en 1992. Creador del Concurso de Tambores y Bombos en 1965, fue también impulsor e ideólogo en la creación de la Ruta del Tambor y del Bombo en 1970, organizada en un principio desde Andorra, Alcañiz, Híjar y Calanda. Laborda, que convirtió su vida en un canto de amor a Híjar, promovió igualmente la declaración de la Semana Santa de Híjar como hecho de Interés Turístico Nacional en 1980. La tradición de la Semana Santa en Híjar tiene una fecha clave en su desarrollo: el año 1.519, con don Luis Fernández de Heredia –IV Duque de Híjar– como epicentro. El duque encargó a la Orden de los Franciscos la organización formal de la Semana Santa. Ahí comenzaron a verse de manera habitual los desfiles de las peanas a hombros, la Banda de Alabarderos y los Rosarieros con sus cantos, acompañados de interminables filas de tambores y bombos. Desde la noche del Jueves Santo –en la que se rompe la hora en la plaza de la Villa– hasta el sábado por la tarde, cuando termina la procesión de la subida de imágenes al Calvario, el sonido de tambores y bombos no deja de escucharse por las calles y plazas del pueblo.

LOS IMPRESCINDIBLES

Cipotegato en Híjar

El famoso es el de Tarazona, pero en Híjar también tienen el suyo, aunque no se le recibía a tomatazos. Lo trajo hace cien años desde la villa turiasonense Victorio Abad, telegrafista, que se casó con la hijarana Dolores Marquesán.

Martín de Lanuza

Este hijarano nacido en 1550 fue Justicia de Aragón desde 1601. Educado por su tío Jerónimo Bautista de Rudilla, sirvió fielmente a los reyes Felipe II y Felipe III, con decisiones polémicas que le granjearon numerosos enemigos.

La ermita-sinagoga

Fue sinagoga judía hasta la expulsión de este colectivo en 1492: desde entonces es la iglesia de San Antón, y los vecinos la han atendido con mimo. En unas recientes catas arqueológicas se han detectado restos romanos bajo ella.

- Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión