Aragón
Suscríbete por 1€

Valjunquera: La alcaldesa más joven de España aplica su librillo

La educadora y psicóloga Susana Traver es concejal de su pueblo desde los 19 años; en 2015, a los 23, se convirtió en la alcaldesa más joven de España, condición que sigue ostentando.

La alcaldesa tiene una conexión especial con sus compueblanos más veteranos.
La alcaldesa tiene una conexión especial con sus compueblanos más veteranos.
Laura Uranga

Para ir contracorriente y no salir trasquilado hace falta valor, que diría Radio Futura. También carácter, y no viene mal una pizca de humildad para escuchar a los que ya transitaron caminos procelosos con éxito. Que un municipio tenga alcaldesa no es noticia desde hace mucho tiempo; en Madrid, Barcelona o Teruel, sin ir más lejos, dan fe de ello. El caso de Valjunquera, hermoso pueblo situado al noroeste de la comarca del Matarraña, tiene su aquél. Susana Traver (PSOE), de 25 años, es la alcaldesa más joven de España, cargo al que accedió con 23. Para entonces llevaba cuatro (desde los 19) ocupando una concejalía. Además, ejerce como diputada provincial por Teruel, entorno en el que también es benjamina.

Susana no reniega del dato que le ha valido infinidad de presencias en los medios de comunicación, pero cree que el mayor logro que puede arrogarse es el de normalizar el trabajo al frente del consistorio local. "Es difícil para una mujer joven afrontar un reto así, aún hay muchos prejuicios negativos que superar. En mi caso se trataba casi de una utopía: aquí siempre ha habido hombres en la corporación, raramente de edades inferiores a 45 años. Y gané, por mayoría absoluta".

Valjunquera: La alcaldesa más joven de España aplica su librillo

La alcaldesa, así y todo, esperaba acortar plazos. "La normalización ha tardado un poco más de lo que esperaba, ha sido cosa de año y medio. Poco a poco, la gente ha visto que su alcaldesa no era una niña que jugaba a la política: los vecinos saben que pueden comentarme sus problemas, que intento hacer todo lo que esté en mi mano para ayudarles. Consulto mucho a las asociaciones: la de jubilados, AMPA, las amas de casa... en un pueblo pequeño, quien está en mi puesto hace también de alguacil, secretario o psicólogo cuando toca: es lo que hay".

Apuntaba maneras

Aunque parezca mentira tras la introducción a esta historia, que Susana llegara a alcaldesa no fue del todo sorprendente para su entorno. "A los 16 años ya aspiraba al puesto, no por ilusión de hacer una carrera política, sino porque pensaba que era el mejor modo de cambiar el mundo; me gustaba la idea de empezar por el gobierno de mi pueblo, donde nací y he vivido siempre exceptuando los años de universidad. Quería que la calidad de vida aquí fuera equiparable al medio urbano, con las lógicas limitaciones".

Dada la filiación de Susana y su discurso, se diría que parte del socialismo utópico, matizado por los imponderables del medio rural. "Quizá sea así -ríe- porque además de los tres compañeros de mi equipo de gobierno, los primeros meses aspiré al consenso. Al principio funcionó, pero aquí nos conocemos todos y hubo posturas encontradas. Eso viene con el cargo, estaba preparada, pero corté de raíz las interpelaciones a mi familia por decisiones de alcaldía: que me paren por la calle a cuestionarme cosas lo entiendo, pero a mi familia, no".

Grandes y pequeños retos

Susana ha mantenido comisiones vecinales de carácter trimestral para escuchar propuestas y dar fe de las actuaciones municipales. "La primera inversión que hicimos fue para la asociación de jubilados, que venía pidiendo hace años unas máquinas de ejercicio en el parque, que estaba algo abandonado. Ahora las tienen, y ayudan a mantenerlas. También rehabilitamos la escuela, algo fundamental; los municipios sin niños escolarizados se mueren".

Hace dos años, la alcaldesa llegó al poder con diez propuestas para mejorar Valjunquera. Sin embargo, a las tres semanas de jurar el cargo, el pueblo se quedó sin agua. "No creo que pase nada peor en los dos años que me quedan. Pusimos en marcha unas placas solares para ahorro energético en el sistema de elevación de aguas, pero el ingeniero de aquella obra era un incompetente; había fugas, las tuberías estaban obsoletas, gastábamos el triple de agua que otros municipios similares sin saber el porqué. Aunque fuimos aplicando medidas paliativas, algunas impopulares, el problema ha tardado más un año en resolverse del todo".

Las placas solares ya funcionan: con una inversión de 36.000 euros se puede mover toda el agua del pueblo sin consumir de la red eléctrica general; se van a colocar eléctricos nuevos en viviendas y salidas del municipio, para detectar las fugas... y la idea es retomar la agenda con ganas. "He madurado como alcaldesa y como persona a fuerza de estos palos. Otros alcaldes me decían que los principios siempre son difíciles, pero que el mío lo había sido demasiado. En el futuro, cuando regrese al sistema educativo, trataré de compaginar mi vocación de maestra con la política, que también me llena; veremos lo que trae el destino".

Feria de la Tapa: dos ediciones de toda una sensación culinaria en la comarca

Susana Traver está orgullosa del impacto que ha tenido una nueva iniciativa del pueblo, que el pasado mayo celebró su segunda edición. La Feria de la Tapa ha puesto ya a Valjunquera en el GPS de muchos futuros visitantes. "La creamos con muchas ganas, es una apuesta ambiciosa que ha tenido una gran respuesta. No solo acudió gente de toda la comarca y de las contiguas: también vino gente de Castellón y Tarragona". Hasta 2.000 personas se acercaron a degustar un total de 300 tapas diferentes en 20 casetas, que los vecinos prepararon con esmero durante toda la noche. "La gente de la Escuela de Hostelería de Teruel -apunta Susana- hizo talleres culinarios con productos de la tierra. Hubo diversas actividades: degustación de jamón de Teruel y de trufa, catas de aceites... por cierto, el de la Cooperativa San Miguel de Valjunquera es buenísimo". Los dulzaineros de Torrecilla de Alcañiz animaron las jornadas, que se remataron en el aspecto musical con un encuentro de música electrónica en el Pabellón Municipal del pueblo. El domingo hubo exhibición de coctelería acrobática.

La iglesia de San Miguel tiene una imagen de su santo que resistió a los embates bélicos

La iglesia parroquial de Valjunquera está dedicada a San Miguel. Se trata de uno de los mejores exponentes del barroco en la Comarca del Matarraña. Data del siglo XVIII: se construyó entre 1734 y 1747, con la intervención del maestro de fábrica Cosme Bayod. El modelo constructivo de esta iglesia se incluye en la llamada estela pilarista’, cuyo centro generador fue la iglesia colegial de Alcañiz. Esta corriente del barroco se caracteriza por la idea de planta de salón, basada en la igualdad de altura de las naves, que crea un espacio interior amplio y unitario. La nave central y los brazos del crucero se cubren con bóveda de cañón con lunetos, las laterales con bóveda de arista y el crucero con una gran cúpula sobre pechinas. En el exterior destacan la torre, de planta cuadrada y tres cuerpos, y la portada-retablo de dos cuerpos que fue realizada por Juan Antonio Martín, ayudado por el escultor valjunquerano Joaquín Espada.

En 1788 había en la iglesia once altares, pero en el inicio de la guerra civil el edificio perdió todos sus retablos, tallas y las esculturas de la fachada, a excepción de la figura de San Miguel Arcángel -que preside la portada-; se conservó, aunque con un brazo roto.

LOS IMPRESCINDIBLES

El rodaje de ‘Libertarias’

El pueblo deshabitado de Mas del Labrador, perteneciente al municipio de Valjunquera, sirvió en 1996 de escenario al rodaje del filme ‘Libertarias’, de Vicente Aranda, con Ana Belén, Victoria Abril, Ariadna Gil, Miguel Bosé y Jorge Sanz.

Portal del Matarraña

Este hotel se sitúa en el centro del pueblo, junto a la Lonja de 1707 y la Iglesia de San Miguel. El edificio es el fruto de la rehabilitación de la antigua Casa Mendizábal, del Siglo XVI; se trata de una casona de labranza típica de la zona.

María Villoro

Esta adolescente del pueblo fue becada hace un año por la Fundación Amancio Ortega para estudiar 1º de bachillerato en Canadá. Solo 500 chavales de toda España (13 de ellos, aragoneses) obtuvieron la beca.

Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión