Despliega el menú
Aragón

Beamonte: "No podemos vivir sometidos a las guerras entre la izquierda"

El presidente del PP-Aragón arremete contra la «"nacción" de Lambán y contrapone la "responsabilidad" de su partido.

Beamonte entrega los avales para la Presidencia del PP Aragón
Beamonte entrega los avales para la Presidencia del PP Aragón
José Miguel Marco

El presidente del PP aragonés, Luis María Beamonte, aseveró ayer que los aragoneses no pueden vivir "sometidos" a la crisis interna de la izquierda, por lo que pidió a sus compañeros de filas que trabajen desde "la proximidad, la moderación y solvencia" para ganar de nuevo las elecciones "y sacar del Gobierno al PSOE de Lambán". En su discurso de clausura de la escuela de verano del PP-Aragón, hizo su particular balance de los dos años de legislatura y cargó de nuevo contra el Ejecutivo PSOE-CHA. "Está sometido al chantaje de Podemos y con su huida hacia adelante, al final, está terminando siendo más radical", advirtió.

En sus quince minutos de disertación en el cónclave celebrado en Tarazona, Beamonte se centró en criticar la "inacción" del Gobierno autonómico y las consecuencias de su "inestabilidad" y en advertir a los cargos de su partido de la "obligación" que tienen de "pensar en todo y en todos" con el objetivo de recuperar las instituciones.

Frente a los valores de solvencia, moderación y tranquilidad que, a su juicio, representa el Partido Popular enfrentó el "radicalismo e imposición" que echó en cara al PSOE, especialmente en la educación. "Han pasado dos años y Lambán no está haciendo política, sino que está jugando con la política. Esta es la realidad a la que asistimos día tras día y hay que revertir la situación, porque los aragoneses no se lo pueden permitir", sentenció.

El líder regional del PP hizo especial mención a las crisis internas de los partidos de la izquierda y a su impacto en la acción de gobierno. Así, apuntó que primero se vio condicionada a que Podemos solucionara sus "guerras" en Vistalegre y luego a que el PSOE hiciera lo mismo con sus primarias, mientras persisten las dudas sobre la estabilidad institucional en la Comunidad.

En este contexto, aludió también al envite por la secretaría general del PSOE-Aragón tras el mandato del líder nacional, Pedro Sánchez, de renovar las estructuras regionales. Por ello, reclamó al presidente aragonés y secretario regional de los socialistas que la vida orgánica no afecte a la labor institucional.

En la línea de recriminaciones que mantiene en las Cortes, arremetió contra Lambán por no apartarse del "secuestro y la extravagancia de sus supuestos socios", en referencia a Podemos, y rechazar con "desprecio" e incluso el "insulto" las ofertas de diálogo y acuerdo que le ha tendido el PP en los últimos meses.

En este sentido, Beamonte contrapuso a las "guerras" de la izquierda el papel que están desempeñando los conservadores. "Casualidades de la vida, Aragón tiene este año presupuestos gracias a la responsabilidad del PP, que ha sabido estar a la altura de la circunstancias al abstenerse en la votación del techo de gasto, y ahora son los socios del Gobierno los que condicionan las cuentas", dijo.

El presidente del PP-Aragón aclaró que la responsabilidad y la voluntad de estar "al servicio" de los aragoneses no significa que lo vayan a estar de los "vicios y necesidades" de Lambán. "Eso que lo tenga muy claro", subrayó.

Beamonte instó a los suyos a seguir trabajando desde la proximidad, la moderación, la solvencia y el respeto a todos para acabar con la "psicosis en la que está instalada la izquierda" en la Comunidad. "Tenemos la obligación moral de dar respuesta a los miles y miles de aragoneses que quieren que las cosas sean de otra manera. Nos tenemos que dejar la vida para que eso sea así", sentenció.

Defensa del libre comercio

Con antelación intervino en la cita popular de Tarazona el portavoz del partido en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, quien se centró en defender el acuerdo comercial con Canadá, hasta el punto de señalar que quien lo rechaza está en contra del libre comercio. "La globalización es anárquica y la única manera que tenemos de regularla democráticamente es llegando a tratados de libre comercio entre países democráticos que respeten los derechos fundamentales", dijo.

Etiquetas
Comentarios