Despliega el menú
Aragón

El verano se estrena con una ola de calor y los termómetros marcarán este jueves los 40 grados

Con 40 grados en los momentos más calurosos de este jueves, Zaragoza marcará la máxima de España, pero también registrará la plusmarca de temperatura mínima con 24 grados.

Ola de calor en Zaragoza
Ola de calor en Zaragoza
Aránzazu Navarro

El verano comenzó este miércoles oficialmente en el calendario, aunque las temperaturas más altas del año se hayan adelantado mes y medio. Y se estrena con unos termómetros que volverán a alcanzar este jueves los 40 grados. Tras el fin de semana, la entrada de una depresión aislada de niveles altos por el Atlántico se dejará sentir en la Comunidad el lunes y el calor extremo dará una pequeña tregua aunque, eso sí, será el habitual de esta época del año. De frío, nada. Como es normal en estas fechas, las máximas no bajarán de los 30 grados.

¿Qué nos deparará este periodo estival? El verano volverá a ser más cálido de lo habitual en Aragón y mantendrá los mismos niveles de precipitaciones. Es la previsión de la Agencia Estatal Meteorológica en Aragón, que ayer presentó el balance de la primavera y el comportamiento de la recién inaugurada estación, aunque según indicó el delegado territorial, Rafael Requena, se trata de una previsión estacional que no se puede extrapolar al día a día.

Los modelos de predicción para el trimestre junio, julio y agosto muestran un 50% de probabilidades de que las temperaturas sean superiores a las normales, un 30% para que sean normales y solo un 30% para que sean inferiores, mientras que en cuanto a las lluvias las tres opciones presentan la misma posibilidad. Este estío promete estar en la línea de los más tórridos desde que hay registros, que fueron 2003, 2015 y 2016.

Zaragoza, máximas de España

De momento, la escalada del mercurio deparará hoy un sofocante récord nacional en la comunidad aragonesa. Con 40 grados en los momentos más calurosos de este jueves, Zaragoza marcará la máxima de España, pero también registrará la plusmarca de temperatura mínima con 24 grados. Una noticia nada refrescante para quienes esperan la noche para aliviarse un poco de la canícula diurna.

Según la predicción de la Aemet para hoy, también se llegará a esos temidos 40 grados en Fraga, mientras en Sariñena se rondarán los 39; en Alcañiz, Calatayud y Ejea de los Caballeros, los 38 y los 37 en Daroca.

El cielo estará despejado con algunas nubes altas por la tarde. En el Pirineo y la Ibérica habrá una nubosidad de evolución diurna, sin descartar algún chubasco con tormenta por la tarde. El delegado territorial de la Aemet en Aragón recordó que la noche del martes al miércoles "llovió más de 20 litros en varias estaciones de Huesca, pero es mucha agua que cae en poco tiempo".

Primavera muy cálida y seca

El dato "más significativo" del comportamiento climatológico de esta pasada primavera para Rafael Requena es el ascenso de las temperaturas medias de 1,7 grados respecto a las del periodo de referencia (1981-2010). Un dato, dijo, de "especial interés" porque ha tenido lugar durante un trimestre y no en un mes puntual. El mayor incremento se produjo en el Pirineo oscense, en la localidad de Bielsa, en 3,1 grados, mientras la subida mínima se registró en Laguarres, en la comarca de la Ribagorza, con 0,9 grados.

En relación con las precipitaciones, un mes de marzo muy húmedo especialmente en la margen izquierda del Ebro, en los somontanos pirenaicos y en el sur de Teruel (llovió por término medio el doble de lo normal), ha compensado un abril muy seco (llovió la tercera parte de lo usual) y un mayo seco. Por ello se puede hablar de una primavera "ligeramente seca", con unas precipitaciones del 83% respecto a los valores habituales. Es decir, ha llovido alrededor de una quinta parte menos de lo habitual. En los extremos de estos valores pluviométricos se encuentran Tamarite de Litera, donde diluvió una vez y media más de lo acostumbrado, y Borja, que se ha quedado tan solo en un 35%.

Si ponemos la lupa sobre las temperaturas por ciudades, el director territorial de la Aemet destacó que tanto Zaragoza como Teruel, en las que hubo una media de temperaturas de 2,1 y 2,3 grados, respectivamente, superiores a las usuales en esta época, han vivido la primavera más calurosa del último medio siglo. En el caso de Huesca ha sido la cuarta más canicular desde que se tienen registros (el año 1961).

Etiquetas
Comentarios