Aragón
Suscríbete por 1€

"Las BRIF arriesgan sus vidas en unas condiciones de trabajo lamentables"

Dos diputados de Podemos han accedido este viernes a la base de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales de Daroca que, según explican, cuenta con unas instalaciones "vergonzosas".

Efectivos de las Brif de Daroca.
Efectivos de las Brif de Daroca.
HA

Los diputados Andoni Corrales (Podemos) y Pedro Arrojo (Unidos Podemos) han visitado este viernes la base de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) de Daroca, en Zaragoza, para conocer las condiciones laborales de los 60 efectivos que en ella trabajan.

Lo han hecho al tiempo que Irene Montero, la portavoz de la formación morada en el Congreso de los Diputados, ha anunciado el impulso de una proposición de ley que incluya a estos profesionales en la categoría de bombero forestal.

"Queremos que cuenten con el reconocimiento de enfermedades profesionales y con la posibilidad de ejercer una segunda actividad, ya que es un trabajo físico y cuando se hacen mayores se ven en la calle", ha explicado Andoni Corrales.

Él y su compañero han pasado la tarde en la base de Daroca a pesar de que el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente -organismo encargado de la gestión del Cuerpo a través de la empresa pública Tragsa- les había negado el acceso al recinto 30 horas antes de su visita.

"La base es propiedad del Gobierno de Aragón, que sí nos había permitido entrar al recinto, de forma que, al final, no hemos tenido problemas para entrar", ha apostillado el diputado provincial, que califica de "vergonzoso" el estado de las instalaciones.

"Los efectivos están hacinados en barracones de chapa; la sala donde cocinan es la misma donde reciben la formación, y algunos cuartos los han tenido que construir ellos mismos ante la falta de recursos de los que disponen", ha criticado.

"Las BRIF -ha señalado- son la élite de los incendios forestales y arriesgan sus vidas en unas condiciones de trabajo lamentables y por 900 euros al mes; cuando el fuego quema grandes terrenos, todos se acuerdan de ellos, pero, cuando no lo hay, tanto el Ministerio como Tragsa les condenan al olvido".

En la visita, los trabajadores de la base les han explicado, durante su descanso, que hace "mucho tiempo" que trasladan sus quejas a Tragsa. "Lo que pasa -explica Corrales- es que ellos culpan a la empresa pública que gestiona su actividad, y, a su vez, esta culpa al Ministerio, de forma que nadie se responsabiliza de nada".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión