Despliega el menú
Aragón

La DGA prepara un plan de empleo para las cuencas mineras

Aunque no tiene confirmación oficial del cierre de la central de Andorra, trabaja ya en buscar “nichos” laborales alternativos

Vicente Guillén y Joaquín Olona, en una imagen de archivo
Vicente Guillén y Joaquín Olona, en una imagen de archivo
HA

El Gobierno de Aragón prepara un plan de empleo para reactivar las cuencas mineras tras el anuncio de cierre de la central térmica de Andorra para mediados de 2020. El consejero de Presidencia, Vicente Guillén, ha señalado este martes que ya están trabajando con los alcaldes en buscar “nicho” laborales que puedan compensar la clausura del complejo eléctrico, de la que la DGA sigue sin tener confirmación oficial por parte de Endesa seis días después de que se filtrara la decisión adoptada por el consejo de administración de Enel en Roma.

En su comparecencia tras el Consejo de Gobierno, Guillén no ha querido aventurar plazos ni financiación, pero se ha mostrado partidario de “utilizar los recursos naturales” para dar alternativas a las más de 4.000 personas que dependen de la térmica de forma directa e indirecta. Así, ha señalado como posibles sectores la agroalimentación, el turismo, las energías renovables y la extensión de la ley de la dependencia. “No debemos vivir de ocurrencias, sino diagnosticar los nichos de empleo”, ha advertido.

El consejero de Presidencia también ha incidido en la necesidad de proyectos gracias al repunte de la construcción y que quedaron aparcados, como es el caso de la cementera de Andorra. Y ha dejado muy claro que se debe trabajar de la mano con la Administración central en planes de empleo.

Esta búsqueda de alternativas no quiere decir que la DGA haya tirado la toalla y no luche por evitar el cierre. En esta línea, el presidente Lambán y la consejera de Industria, Marta Gastón, esperan que tanto Mariano Rajoy como el ministro Álvaro Nadal les reciban para así urgirles a tomar medidas.

Vicente Guillén ha vuelto a recriminar que el Gobierno, a su juicio, no haya hecho todo lo posible para que la UE autorice las ayudas a Endesa para adaptar la planta de Andorra a las nuevas prescripciones ambientales, de modo que se evite el cierre en 2020. “Se debe implicar mucho más porque es su responsabilidad. Ya debería haber ido a Bruselas porque el futuro recae exclusivamente en el Gobierno”, ha recalcado.

Etiquetas
Comentarios