Despliega el menú
Aragón

El comercio vuelve con fuerza al centro de Zaragoza y abandona los barrios tradicionales

Las mejores calles tienen ocupación plena, en tanto que otras como San José, Miguel Servet o Tenor Fleta languidecen. Sube la demanda de locales en Damas e Independencia, pero escasea la oferta.

Alfonso I, una zona al alza, duplica el precio de sus alquileres.
El comercio vuelve con fuerza al centro de Zaragoza y abandona los barrios tradicionales
Enrique Navarro

Pasados los peores años de la crisis, el comercio del centro de Zaragoza vuelve a florecer. No así el de los barrios tradicionales que, en algunos casos concretos, está de capa caída.

Dioscórides Casquero, buen conocedor del sector (exdirector de Comercio y Estudios de Cámara de Comercio de Zaragoza y actual socio fundador de una consultora especializada en este campo), explica que, desde hace cuatro o cinco años, se está detectando, en toda España, un fenómeno de vuelta al centro. "Las grandes cadenas –explica– apuestan hoy día por estrategias mixtas: buscan periferia y localizaciones ‘prime’ (las mejores calles)". "Las marcas más conocidas, que comenzaron instalándose en las afueras de las ciudades, en las grandes superficies, están poniendo sus ojos en los ejes comerciales principales", asegura. Como ejemplos cita a Zara, que inauguró su ‘flagship’ (buque insignia) en la esquina de Damas-San Ignacio de Loyola a finales de 2015. O el caso de Starbucks, que abrió su primer local en Puerto Venecia a finales de 2016, y que ha anunciado que instalará en pleno centro de Zaragoza su segunda cafetería.

Este fenómeno ha revitalizado el centro de Zaragoza y le ha devuelto el esplendor de los años anteriores a la crisis. Al menos en lo que se refiere a demanda y ocupación de locales comerciales.

La consultora inmobiliaria CBRE apunta en su último informe de coyuntura que la recuperación comercial se ha notado en Zaragoza desde finales de 2014 y principios de 2015. Desde esas fechas –explica Miguel Ángel Gómez, delegado de CBRE Zaragoza– la demanda de espacios para instalar tiendas en las zonas ‘prime’ de Zaragoza ha aumentado, mientras que la oferta es cada vez menor. "Los locales bien situados y de renta adecuada se alquilan con rapidez", asegura. Al mismo tiempo, este interés creciente de los operadores de marcas nacionales e internacionales por las mejores zonas comerciales del centro de la ciudad ha hecho que las tiendas tradicionales estén desapareciendo de ellas. Y eso que los alquileres aún no han recuperado los niveles de 2008.

Según los datos que maneja CBRE, el rango actual de rentas en estas calles ‘prime’ oscila entre los 60 y 125 euros mensuales el metro cuadrado en Independencia (en 2008, el precio rondaba los 150 euros); 45-55 euros en Damas-San Ignacio de Loyola (en torno a 100 euros en 2008) o 45-50 euros en la calle Alfonso I.

Como contrapunto al florecimiento de estas arterias, el comercio de muchos barrios de la ciudad, que antaño fue muy activo, languidece. Es el caso –explica Casquero– de Miguel Servet, Tenor Fleta, Las Fuentes o San José, que no hace tanto registraban una actividad comercial notable (sobre todo de tiendas de proximidad y negocios locales).

Esta percepción es compartida por José Antonio Pueyo, presidente de ECOS, que reconoce que, en general, se detecta un mayor porcentaje de locales vacíos en la ciudad. Pueyo apunta que las zonas más afectadas por la caída de la actividad comercial son San José, Las Fuentes y Torrero.

Otras áreas han resistido mejor: Delicias y Avenida de Madrid aguantan el tipo "a duras penas", opina Casquero. Actur y zona Universidad se mantienen gracias al empuje que supone tener en sus áreas los centros comerciales de Grancasa y Aragonia.

Etiquetas
Comentarios