Despliega el menú
Aragón

La campaña de la DGT se centra en las condiciones del vehículo

Desde este viernes y hasta el próximo domingo, los agentes intentarán concienciar a los conductores.

Numerosas sentencias cuestionan las normativas de tráfico en España
Los jueces díscolos de la DGT: cientos de multas anuladas por las dudas legales que plantean
Heraldo

Desde este viernes y hasta , la DGT de Aragón realizará una campaña de control intensivo de las condiciones de los vehículos, principalmente turismos y motocicletas, para reducir la siniestralidad y sus consecuencias. Además, se pretende concienciar a los conductores de la importancia que tiene el cumplimiento de las normas sobre Seguridad Vial, y corregir las conductas.

Esta campaña se suma a la de control de camiones, furgonetas y autobuses, mediante la realización de inspecciones técnicas en carretera, que se viene realizando desde el pasado mes de enero en las carreteras aragonesas, con el objetivo de mejorar las condiciones de seguridad de los vehículos industriales que circulan por nuestras carreteras y evitar accidentes.

Con la llegada de la época invernal las carreteras de la Comunidad Autónoma de Aragón se ven afectadas durante determinados periodos por metereología adversa en especial nevadas, hielo, granizo o lluvia que dificultan las condiciones de vialidad.

Esta dura climatología extendida en su conjunto, la orografía propia del terreno y el amplio número de carreteras que sufren restricciones, exigen una exhaustiva atención a las condiciones de los vehículos que circulan por las mismas en lo referente a elementos básicos de seguridad tales como neumáticos, alumbrado, señalización e ITV, entre otros.

Estos elementos básicos de seguridad son fundamentales en la seguridad de la conducción y,  su incumplimiento, causa principal y potenciadora del riesgo de sufrir accidentes.

Durante estos días, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el resto de policías locales que se sumen a la campaña prestarán especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos estos elementos de seguridad del vehículo.

Condiciones de los turismos

En 2016 se ha producido un aumento de la antigüedad media de los turismos implicados en accidentes mortales, pasando de 11,4 a 11,9 años.

Por un lado, la media de los vehículos en los que se desplazaban los fallecidos es en general superior o igual a la de todos los vehículos implicados en los accidentes y respecto a 2015 se producen aumentos de la antigüedad media de los turismos, pasando de 12,9 a 13,6 años en 2016.

Según un estudio realizado por Tráfico, el riesgo de fallecer o sufrir una lesión con hospitalización aumenta con la antigüedad del vehículo. En comparación con los turismos de hasta 4 años, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los turismos de 15 a 19 años.

Prestar atención al mantenimiento

Teniendo en cuenta esta relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierte en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad, según informan desde la DGT.

Los neumáticos constituyen el único y decisivo contacto con la carretera. Son los encargados de asegurar la adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral. También se encargan de que la dirección del recorrido del vehículo sea la deseada por el usuario y de la amortiguación de las imperfecciones del pavimento.

El adecuado mantenimiento y la correcta utilización de los mismos resultan fundamentales para lograr una mayor seguridad vial. Es recomendable que la profundidad de las ranuras del neumático tenga como mínimo 3 milímetros.

También es necesario comprobar regularmente la presión del neumático en frío y la rueda de repuesto, así como  revisar posibles fugas de aire por las válvulas. El tapón de la misma constituye un elemento de estanqueidad, por lo que su uso es imprescindible.

La finalidad de las luces de los vehículos no sólo es la de ver, sino también la de ser visto, ya que cada vehículo en circulación es, en la práctica, un obstáculo para los demás, por lo que la delimitación de su presencia también es significativa. Para que la conducción se realice en condiciones de seguridad, se aconseja prestar una especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros, para conseguir, por un lado, disponer de luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quién circula por las mismas vías públicas.

La inspección técnica de los vehículos es fundamental para la seguridad vial, yuqe según la DGT, está demostrado que los fallos técnicos de los vehículos contribuyen de forma decisiva a los accidentes. La Unión Europea estima que el 6% de los accidentes de tráfico se debe a fallos técnicos que en muchos casos podrían evitarse con un correcto mantenimiento del vehículo.

Etiquetas
Comentarios