Despliega el menú
Aragón

Frente común contra los trastornos de la conducta alimentaria

Nace la Fundación Ape para intentar erradicar estas patologías. Solo el Clínico registra 120 nuevos casos al año.

La Fundación organizó un acto navideño en la plaza de España para dar a conocer la entidad.
Frente común contra los trastornos de la conducta alimentaria
j. m. marc

Cada vez hay más casos, más graves y en personas más jóvenes, incluso en niños de 11 años. Los trastornos de la conducta alimentaria, como anorexia y bulimia, se han convertido en un importante problema del siglo XXI que han encontrado en internet y las redes sociales sus principales aliados. Solo a la unidad infanto juvenil del hospital Clínico llegan cada año unos 120 nuevos casos, cuando hace una década no acudían ni 80.

Para contribuir a la prevención y a la erradicación de estas patologías, un grupo de personas de diferentes ámbitos ha constituido la Fundación Ape, que trabaja para convertirse en "referente" en la lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). La entidad organizó ayer un evento solidario en la plaza de España de Zaragoza para darse a conocer y especialmente difundir la labor que desarrollan. El jefe de Psiquiatría del hospital Clínico, Valero Pérez Camo, recordó la necesidad de actuar contra estos trastornos tras incrementarse de manera alarmante, sobre todo los más complejos y graves, y extenderse de "manera universal (a todo tipo de clases sociales)". Explicó que este problema se debe abordar desde diferentes ámbitos y, por ello, esta fundación intentará trabajar con profesionales de diferentes sectores, como los sanitarios o educativos.

"Intentaremos favorecer la formación del profesorado, trabajar con las familias, dar a conocer protocolos de detección...", aseguró Carmen Martínez, del Consejo Escolar de Aragón y miembro del patronato de la Fundación Ape, que entre sus reivindicaciones también se encuentra que Aragón cree un centro especializado en TCA.

La doctora Maite Zapata, responsable de hospitalización de la Unidad de Psiquiatría Infanto Juvenil del hospital Clínico, animó a padres, profesores o compañeros a actuar ante cualquier señal de alarma que haga sospechar de que alguien padece uno de esos trastornos. "Cambios de hábitos, pérdida de peso, la excesiva preocupación por la imagen...", explicó.

Lo que todos pretenden es "sumar esfuerzos" para conseguir frenar este tipo de patologías que afectan cada vez a personas más jóvenes y establecer las herramientas necesarias para luchar contra la impunidad del mundo ‘online’, que fomenta unos hábitos de vida y alimenticios nada saludables. Según el estudio elaborado por Net Children, un 14% de los menores entre 11 y 16 han visto contenidos dañinos que promueven desordenes alimenticios.

Precisamente, ayer mismo, la Fundación Ape firmó un acuerdo con el operador de telecomunicaciones aragonés Embou Másmóvil. Este prestará de forma gratuita un servicio de control que limitará el acceso a ciertas páginas web y blogs cuyo contenido haga proselitismo de los trastornos de la conducta alimentaria. Además, a través de la firma de este convenio, se convierte en "socio tecnológico" de la Fundación, de manera que ofrecerá a sus abonados el servicio de control de contenidos bajo demanda.

Etiquetas
Comentarios