Despliega el menú
Aragón

Los cirujanos taurinos exigen un reglamento sanitario único para todas las autonomías

Entienden que hay plazas de toros que no reúnen las condiciones básicas y que algunas muertes en festejos populares se pudieron evitar.

Percance de Padilla en La Misericordia de Zaragoza
Percance de Padilla en La Misericordia de Zaragoza

La Sociedad Española de Cirujanos Taurinos (SECT) denuncia el incumplimiento de las condiciones médicosanitarias en muchos de los festejos que tienen lugar en el país. Tal y como expusieron sus representantes (el presidente Pascual González Masegosa y el vicepresidente Enrique Crespo, entre otros) en el congreso informativo de urgencia celebrado el pasado viernes en Madrid, "sigue habiendo plazas de toros con importantes carencias e intrusismo no controlado por las autoridades".

Les preocupa que se establezcan diferencias en función de la categoría del recinto, y que los profesionales tengan que operar con pocos medios, poniendo en riesgo la seguridad de los toreros. "Son muchos los actos que incumplen el vigente reglamento nacional, que obliga a disponer de un servicio con tres elementos: instalación sanitaria (puede ser permanente o temporal), vehículo de transporte (ambulancia de soporte vital avanzado) y personal (jefe de servicio, dos ayudantes, anestesista, ATS y auxiliar de quirófano)", señalaron, antes de lamentar el "deficiente" control de las autoridades.

"En algunas plazas de tercera, los delegados gubernativos deberían preocuparse más por garantizar lo que exige la ley. Hay cosas que no se pueden tolerar en los tiempos que estamos", valoraron, antes de lanzar una advertencia a los principales afectados: "Los empresarios tienen que ser conscientes de la trascendencia de esta precariedad; pero también los propios toreros han de olvidar viejas supersticiones para evaluar la dotación de los pueblos a los que acuden".

Por último, respecto al intrusismo en el sector, incidieron en que "hay que luchar frente a un problema creciente que perjudica tanto a quien se pone delante del toro como a quien procura ejercer su labor dignamente".

Festejos populares

Entre 2015 y 2016, 24 personas fallecieron en los festejos taurinos populares celebrados en España. Seis de ellas perdieron la vida en Castilla y León; seis en Valencia; tres en Extremadura; dos en Aragón; dos en Murcia; dos en Navarra; una en Cataluña; una en Castilla la Mancha; y una en Madrid.

"Hay muertes irremediables, pero otras se pudieron evitar. Esto nos debe hacer reflexionar para tratar de reducir el número de tragedias", señalaron desde la SECT, que considera que "independientemente de las peculiaridades de cada territorio, el derecho a la igualdad que recoge la Constitución española debería imperar en la reglamentación autonómica de festejos".

Por ello, concluyeron afirmando que "es necesario unificar criterios y asegurar la correcta asistencia sanitaria de quienes participen en este tipo de actos".

Etiquetas
Comentarios