Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Plan para evitar que enfermos crónicos saturen las urgencias

El Salud prepara unidades especiales que recibirán a los enfermos crónicos derivados por sus médicos de familia.

En pocas semanas, el calor dará paso al frío y, de nuevo, a las situaciones de saturación de los servicios de urgencias en los hospitales. Aunque existen medidas que intentan paliar estos episodios (por ejemplo, abrir algunos centros de salud y puntos de atención por la noche y los días festivos), lo cierto es que son difíciles de atacar.

Aragón tiene una población cada vez más envejecida, con muchos pacientes que tienen enfermedades crónicas controladas por sus médicos de cabecera y sus enfermeras, pero que sufren recaídas puntuales y, a menudo, terminan esperando horas en urgencias, a pesar de que están debidamente diagnosticados y llevan un buen seguimiento.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, explicó ayer que su objetivo, en el que ya se trabaja, es crear unidades especiales dentro de los hospitales que recepcionen a los pacientes derivados por su médico de cabecera debido a un empeoramiento de su estado. Esta medida, que podría ponerse en marcha en los próximos meses, aliviaría considerablemente la presión asistencial de los servicios de urgencias y ahorraría horas de espera, así como la incertidumbre y el cansancio que las esperas acarrean a pacientes y acompañantes.

Cada vez más numerosos

"Son pacientes muy complejos pero que cada vez son más numerosos. Afortunadamente, aquí y en todos los sistemas, disminuye el número de enfermos agudos, pero no el de crónicos", explicó el consejero Celaya. Esta es una de las repercusiones del envejecimiento en el que Aragón, además, se sitúa a la cabeza de muchas comunidades.

Esta iniciativa ya se lleva a cabo en otras partes. En algunos centros nacionales e internacionales existen lo que se conoce como unidades de crónicos agudizados. Se trata, en definitiva, de unidades de atención especializada (es decir, ubicadas en los hospitales), destinadas a recibir pacientes que no requieran asistencia o valoración por un servicio de Urgencias, sino que presentan un proceso agudo adecuadamente diagnosticado, agudización de una enfermedad crónica conocida o de difícil control domiciliario en ese momento.

La meta es valorar su problema y que reciban una asistencia adecuada y de calidad en el hospital, donde están todos los medios diagnósticos (radiología simple y laboratorio externo) y terapéuticos que suelen necesitarse.

Es de esperar que, además, sigan todas las medidas de choque que ya se implementaron el invierno pasado para evitar colapsos. Muchas de ellas pasan también por conseguir que los centros de salud no den citas a más de tres días y ya se han recuperado estrategias como abrir el punto de atención de Sagasta todos los días hasta medianoche.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión